Los hijos de Catalina de Cambridge están hartos de sus fotos

·1  min de lectura


La duquesa Catalina de Cambridge se ha destacado claramente como la mejor fotógrafa del clan Windsor, ya que suyos son algunos de los mejores retratos que publican las redes sociales de palacio en relación con los momentos más íntimos y familiares de la reina Isabel II y de muchos otros miembros de la casa real británica.
Aunque ella, muy fiel a su carácter humilde, ha reconocido en varias ocasiones que todavía tiene mucho que aprender, sobre todo de los participantes del concurso de fotografía que inauguró el año pasado para que los británicos documentaran la cara más solidaria y cívica de la época pandémica, lo cierto es que buena parte de la opinión pública celebra con entusiasmo ese enfoque tan humano y cercano que imprime a sus estampas familiares, también a las que incluyen a su esposo Guillermo y a sus tres retoños, los príncipes Jorge, Carlota y Luis.
Curiosamente, la propia Catalina ha admitido ahora que sus vástagos están un poco hartos de que su madre esté persiguiéndoles constantemente con su cámara o que les obligue a posar durante varios minutos para sacar el máximo partido a sus reuniones familiares más emotivas. Y lo ha hecho precisamente mientras conversaba por videollamada con una de las finalistas del mencionado concurso.
"A mí me pasa lo mismo con mi familia. Mis hijos me dicen: 'Por favor, mamá, deja de sacarnos fotografías'", ha revelado la duquesa para complementar el testimonio ofrecido por su interlocutora, llamada Ceri, quien también utiliza con frecuencia a su familia como modelos ocasionales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.