El Ibex-35 encadena cinco retrocesos mientras aguarda a los bancos centrales

El edificio del Banco Central Europeo (BCE), en Fráncfort

8 dic (Reuters) - El principal índice bursátil español selló su quinto retroceso consecutivo, en un contexto de temor a un estancamiento profundo de las grandes economías en 2023, con los inversores en modo de espera ante dos inminentes citas de peso en materia monetaria.

Las reuniones de la Reserva Federal (Fed, miércoles 14 de diciembre) y el Banco Central Europeo (BCE, jueves 15 de diciembre) ofrecerán a los mercados una actualización sobre el estado de la lucha contra la inflación, el ritmo previsible de subidas de los tipos de interés y la amenaza de una recesión a ambos lados del Atlántico.

En una sesión festiva en España por el Día de la Inmaculada Concepción y con escasos referentes económicos, los mercados optaron por la prudencia, ante el temor a que resulten exageradas las esperanzas de que la inflación haya tocado techo y por lo tanto el endurecimiento monetario por parte de la Fed y el BCE sea más lento en los últimos meses.

Las incertidumbres en este ámbito contrarrestaban la acogida favorable del mercado a la relajación de las medidas contra el COVID-19 en China, que podrían reactivar el crecimiento de la segunda potencial mundial.

En este contexto, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída del 0,79% el jueves, un 0,69%, hasta 8.233,30 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 0,09%.

En el sector bancario, Santander perdió un 0,88%, BBVA retrocedió un 0,09%, Caixabank cedió un 1,02%, Sabadell cayó un 0,40%, y Bankinter se dejó un 1,61%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica retrocedió un 2,42%, Inditex cedió un 1,53%, Iberdrola se dejó un 0,09%, Cellnex cayó un 1,60% y la petrolera Repsol subió un 0,39%.

Destacó el repunte de ArcelorMittal (2,2%) y Acerinox (1,2%), tras indicar el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega que un panel de la Organización Mundial del Comercio había fallado contra Estados Unidos en un caso que el país nórdico había presentado por los aranceles de importación estadounidenses impuestos en 2018 sobre el acero y el aluminio.

(Información de Tomás Cobos)