Iker Casillas vuelve a abrir el baúl de los recuerdos

Iker Casillas en la foto que publicó ayer jueves en (c) Instagram

Fiel a ese carácter algo nostálgico que despliega con frecuencia en las redes sociales, sobre todo coincidiendo con esos 'Throwback Thursdays' que tan de moda se han puesto entre los internautas para rescatar viejas reliquias coincidiendo con la llegada del jueves, el futbolista Iker Casillas no ha dudado en compartir una llamativa imagen de su infancia, a la que atribuye nada menos que 30 años, que le retrata haciendo gala de un rostro tan angelical e inocente como el que, ciertamente, todavía exhibía cuando debutó como portero del Real Madrid hace exactamente dos décadas.

"Botes de melocotones. Me acuerdo. Hace 30 años de esta foto. Aún añoro esa camiseta. Era de mis preferidas. Ya sé lo que vais a pensar... Para gustos, los colores. #Felizjueves", ha explicado el que fuera capitán de la selección española, y actual guardameta del Oporto, al tiempo que daba detalles sobre el contenido de las conservas que sostiene en sus manos y, no sin cierto recelo, acerca de ese estampado ochentero que luce en la citada prenda.

Además de recibir un sinfín de halagadores comentarios por parte de sus amigos y demás seguidores de Instagram, todos ellos ligados a lo adorable y agraciado del niño que aparece en la fotografía, el deportista de 38 años también ha sido testigo de cómo muchos de ellos trataban de establecer paralelismos -algo contradictorios- entre la instantánea y el físico de sus dos retoños, Martín y Lucas, fruto de su matrimonio con la periodista Sara Carbonero.

"En esta foto me recuerdas mucho a Martín", "Sí, es verdad, te pareces a Martín", rezan algunos de los mensajes que se decantaban por su supuesto parecido con el mayor de sus hijos. "Eres clavadito a Lucas", le ha dirigido otra internauta para contradecir a los anteriores. "Eres muy rico, y los melocotones también", ha preferido bromear otra internauta.