Iñaki Urdangarin confiesa: “En Zarzuela me tienen prohibida la entrada”

Anna Sanchez
·3  min de lectura
MADRID, SPAIN - DECEMBER 10: Iñaki Urdangarin is seen on December 10, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Iñaki Urdangarin admite que no puede entrar en Zarzuela (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

El marido de la infanta Cristina ha dado unas declaraciones a su entorno más cercano que se recogen en exclusiva en la revista ‘Semana’ y que, seguramente, no van a sentar nada bien a la familia real.

Iñaki Urdangarin y su condena por el caso ‘Noos’ fueron el detonante de un largo historial de escándalos que la monarquía de nuestro país sigue acumulando todavía a día de hoy con el rey emérito en su exilio forzoso.

A Juan Carlos le sugirieron que marchase pero a Iñaki, al no ser miembro directo de la familia real sino el marido de Cristina, le echaron a toda prisa de la institución. Ahora, el exduque de Palma ha roto su silencio y ha confesado a su entorno que en Zarzuela “me tienen prohibida la entrada”, es decir, es una persona non grata para Felipe VI y Letizia.

A sus 53 años Iñaki disfruta ahora de una vida en semilibertad tras pasar varios años en prisión. Su vida diaria se basa en arroparse en su familia y visitar el Hogar Don Orione, en el cual ejerce su voluntariado todos los días laborables de la semana.

Los fines de semana sigue estando recluido pero, desde hace dos semanas, su condena ha mejorado puesto que puede disfrutar de su hogar, junto a Cristina y sus hijos, un fin de semana al mes y eso, seguramente, le da la vida.

Actualmente Urdangarin duerme a diario (exceptuando el fin de semana familiar) en el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, situado en la capital española y más concretamente, en Alcalá de Henares.

A sus 53 años, el exdeportista asegura que no puede entrar en Zarzuela y que “hablar con mis hijos me ha ayudado a superar la soledad” haciendo referencia a su periodo en la cárcel de Brieva. Desde luego, el apoyo estoico de su esposa y sus hijos no le ha faltado nunca, ni cuando cayó todo el chaparrón mediático sobre él.

Iñaki entró a la cárcel en 2018 y ha estado solo en su celda desde entonces. Ahora que vive en el CIS madrileño, una de sus grandes preocupaciones es tener que hacer vida en común con otras personas también recluidas.

PALMA DE MALLORCA, SPAIN - AUGUST 8:  King Juan Carlos of Spain (L) and his son-in-law, Duque of Palma, Inaki Urdangarin attend a bullfight at the bullring of Palma de Mallorca during their summer holiday on August 8, 2002 in Palma de Mallorca, Spain.  (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Iñaki Urdangarin se ha convertido en el yerno incómodo del rey emérito (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

El citado medio asegura que: “Le aterra convivir con otros presos” pero, sin duda, esta es una mejora respecto a su condena previa que, cabe recordar, fue de cinco años y cinco meses por delito continuado de prevaricación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública.

Lo que sabemos a nivel personal de Iñaki Urdangarin desde que entró en prisión se filtra con cuentagotas y estas declaraciones conseguidas por informadores del semanario pueden caer como un jarro de agua fría sobre una monarquía ya rebosada de escándalos familiares y judiciales.

Una cosa está clara, si según comenta la familia real ya le había prohibido la entrada a Zarzuela, al hacerse pública esta información, será todavía menos bienvenido y es que, al margen de la vida institucional de cara a la galería, Iñaki no deja de ser el esposo de Cristina y, por lo tanto, yerno de los reyes eméritos y cuñado de Felipe VI, les guste o no.

Más historias que te pueden interesar

El plan navideño de Urdangarin puede tener una sorpresa

Iñaki Urdangarin en cuarentena

Iñaki Urdangarin ya está en Vitoria para pasar la Navidad en familia