La inflación japonesa supera el objetivo del Banco de Japón por segundo mes

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un hombre mira una tienda en el distrito comercial de Ameyoko en Tokio

Por Kantaro Komiya y Leika Kihara

TOKIO, 24 jun (Reuters) - La inflación subyacente anual de los consumidores de Japón superó el objetivo del banco central por segundo mes consecutivo en mayo, según los datos publicados el viernes, lo que pone de manifiesto la creciente presión sobre la frágil economía del país por el aumento de los costes de las materias primas a nivel mundial.

Los datos cuestionan la opinión del Banco de Japón de que la reciente subida de los precios es temporal y no justifica la retirada del estímulo monetario.

Sin embargo, con un crecimiento salarial moderado, muchos analistas prevén que el Banco de Japón siga centrado en estimular una economía aletargada en lugar de combatir la inflación con subidas de los tipos de interés.

El índice de precios al consumo (IPC), que excluye la volatilidad de los alimentos frescos pero incluye el coste de los combustibles, subió un 2,1% en mayo con respecto al año anterior, según los datos, coincidiendo con la previsión media del mercado.

Se mantuvo por encima del objetivo del 2% del Banco de Japón por segundo mes consecutivo, tras un aumento del 2,1% en abril, que supuso el mayor ritmo de incremento en siete años.

El IPC subyacente, que elimina los costes volátiles de los alimentos y los combustibles, subió un 0,8% en mayo con respecto al año anterior, después de haber subido al mismo ritmo en abril.

"Los precios de los alimentos están subiendo de forma bastante significativa, incluso cuando el crecimiento de los salarios sigue siendo lento. Esto puede perjudicar al consumo y hacer que los minoristas duden en trasladar los costes a los consumidores", dijo Takumi Tsunoda, economista principal del Instituto de Investigación del Banco Central Shinkin.

"No creo que la inflación subyacente de los consumidores alcance el 3%, a menos que suban los precios de una gama más amplia de bienes y servicios cotidianos".

Aunque el aumento de los costes de los combustibles siguió siendo el principal motor de la subida del IPC, el ritmo de aumento interanual de los precios de la energía se redujo al 17,1% en mayo desde el 19,1% de abril.

Pero los precios de los alimentos, excluyendo los vegetales volátiles, la carne y el pescado, subieron un 2,7% en mayo, marcando el crecimiento más rápido desde 2015.

En un rayo de esperanza, los datos separados publicados por el BOJ el viernes mostraron que el precio que las empresas se pagan entre sí por los servicios aumentó un 1,8% en mayo en términos interanuales.

El aumento, que fue el ritmo anual más rápido desde 2020, reflejó en parte un repunte de la demanda de servicios, ya que las cifras de infección de COVID-19 cayeron, según mostraron los datos.

Se espera que el aumento de los precios de los combustibles y los alimentos, achacado a la invasión rusa de Ucrania y a la debilidad del yen, que infla el coste de las importaciones, mantenga la inflación subyacente de los consumidores japoneses por encima del objetivo del 2% del Banco de Japón durante la mayor parte de este año, según los analistas.

(Reporte de Kantaro Komiya y Leika Kihara; edición de Richard Pullin y Shri Navaratnam, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.