La vez que el actor de Íñigo Montoya desató la ira de los compositores de 'El jorobado de Notre Dame'

·4  min de lectura

Para la legión de fans de todas las edades que, a día de hoy, sigue teniendo La princesa prometida, Mandy Patinkin siempre será Íñigo Montoya, el aguerrido espadachín que devino icono en la película de Rob Reiner. Pero desde aquel inolvidable éxito de 1987, el actor nativo de Chicago continuó con una nutrida carrera de cine, teatro y música, en la que destacan sus actuación en películas como Dick Tracy y series como Homeland, así como su interpretación en varias obras musicales de Stephen Sondheim (tales como Sunday in the Park with George).

Mandy Patinkin, el inolvidable Íñigo Montoya de La princesa prometida, desató la ira de los compositores de El jorobado de Notre Dame durante su prueba para poner voz a Quasimodo. (Imágenes: 20th Century Fox / Walt Disney Pictures)
Mandy Patinkin, el inolvidable Íñigo Montoya de La princesa prometida, desató la ira de los compositores de El jorobado de Notre Dame durante su prueba para poner voz a Quasimodo. (Imágenes: 20th Century Fox / Walt Disney Pictures)

Lo que no muchos saben que Patinkin también fue candidato a poner voz al Quasimodo de El jorobado de Notre Dame, el clásico animado que Disney estrenó en 1996. Pero tal y como han explicado a Collider los directores Gary Trousdale y Kirk Wise, durante sus pruebas de casting el actor habría llevado su deseo de contribuir a la banda sonora de la película al punto de escandalizar a los creadores de la misma.

Trajo a su propio acompañante musical. Tenía al tipo ahí. Estaba sentado al piano, y a todos los que entraban para cantar, les ponía música”, recuerdan los directores.

Su acompañante había modificado la canción. ¡Y el compositor Alan Menken y el letrista Stephen Schwartz estaban en la sala!”.

Así que la tocaron. Y Kirk y yo nos quedamos atónitos. Podíamos ver cómo Alan y Stephen se ponían rojos y casi levantaban. Como si la habitación se oscureciese por detrás de ellos. Y cuando terminó con la canción, ya no recuerdo quién, pero alguno de los dos dijo: “Kirk, Gary, ¿os importaría salir afuera?”. Nosotros dijimos: “Vale”.

Al parecer, Patinkin tenía la costumbre de tomar las composiciones de las canciones que debía interpretar y modificarlas a su antojo. Pero lo que para el actor no era más que parte de su proceso creativo, para el resto del equipo de la película fue un agravio imperdonable que no podían pasar por alto.

Pudimos oír la discusión acalorada que estaba teniendo lugar al otro lado de la puerta, y entonces Mandy y Patinkin salieron, aparentemente para trabajar con nosotros un trocito de diálogo. Él iba a leer esa escena de diálogos porque aún no lo había hecho para su prueba. Se suponía que teníamos que darle nuestras impresiones y hablarle del personaje”.

Fue muy amable con nosotros, habla y asentía, un poco intensamente. Entonces, a mitad de frase, Gary y yo estábamos hablando y de repente Mandy salta: “Chicos, lo siento. No puedo hacer esto”. Y se vuelve sobre sus talones, entra de nuevo en la habitación y cierra la puerta. Entonces empezó la verdadera batalla. Las paredes retumbaban”.

Mandy reprendió a tanto a Stephen que este se enfadó, se levantó y se fue. Se metió en el ascensor y desapareció. Así que le tocaba a Alan ir a tranquilizarle. Se puso el abrigo y la bufanda y salió. De manera que habíamos perdido a Mandy, a Alan y a Stephen. Nos quedamos ahí sentados en ese cráter humeante”.

Afortunadamente, el equipo responsable de El jorobado de Notre Dame pudo recuperarse del incómodo incidente y volver a ponerse manos a la obra, incorporando a nuevos actores –que, presumiblemente, no sintieron el impulso de ajustar la partitura a su criterio. Como es sabido, la película cosechó un gran éxito de crítica y público en su estreno y hoy está considerada como uno de los títulos fundamentales de Disney en los 90.

Por su parte, Patinkin pudo incorporar su intensa energía al personaje de Saul Berenson que interpretó en Homeland, con resultados mucho más satisfactorios. El actor de 67 años, a quien no vemos en la gran pantalla desde el estreno en 2019 de la película Before You Know It, encarnó a Berenson por última vez en el 12º y último episodio de la temporada final de la serie de Showtime, titulado “Prisioneros de guerra” y emitido el pasado 26 de abril.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.