El irlandés Glen Hansard llena de folk y rock el Alma Festival con su nuevo disco

Jose Oliva

Barcelona, 25 jun (EFE).- El cantante folk irlandés Glen Hansard ha presentado en Barcelona su último disco, 'All that was east is west of me now', dentro del Alma Festival, en el que, alejado de las grandes masas de las actuaciones de la semana pasada, ha establecido una complicidad con el público que casi llenaba el espacio.

Puntualmente, a las 21 horas ha comenzado el segundo concierto del Alma Festival Barcelona, que tiene el recinto del Poble Espanyol como escenario, en el que Glen Hansard presenta su quinto trabajo de estudio de su carrera, 'All that was east is west of me now'.

Hansard ha arrancado la noche con uno de los temas del nuevo álbum, 'Sure as the rain', en la que, sin su habitual guitarra, casi a capella, sitúa su voz en el tono más grave, casi en la tesitura de Leonard Cohen.

Cohen es, junto con Bob Dylan y Van Morrison, la santísima trinidad de sus influencias, según ha reconocido el propio Hansard.

Tras ese momento inicial íntimo ha sido el turno de 'Between us there is music', mucho más rockera, y después de un largo monólogo evocando un momento divertido de su infancia con su madre, otros dos temas de este nuevo disco, los contundentes 'The Feast of St. John' y 'Down On Our Knees', seguidos del intimista 'Time Will Be the Healer', de su álbum 'Between Two Shores', en el que por primera vez ha quebrado su voz.

Aunque a su voz todavía le esperaba un Everest en el siguiente tema, 'When Your Mind's Made Up', una de sus canciones más populares, procedente del repertorio del dúo The Swell Season, que formó con Markéta Irglová, coprotagonista junto al irlandés del filme 'Once', con el que ganó en 2007 el Óscar a mejor canción original por 'Falling Slowly', que ha cantado al final del concierto.

Tras esta píldora, Hansard ha vuelto al último elepé con el tema 'There's No Mountain', y de su álbum 'This Wild Willing' ha interpretado una única canción, 'Don't Settle' de ambientes sonoros sobrios, muy al estilo del último trabajo.

Hansard ha recordado que en su primera estancia en Barcelona visitó la Fundación Antoni Tàpies y se que quedó tan prendado de la obra del artista barcelonés que desde entonces incorporó al diseño de sus portadas las características cruces que formaban parte de la iconografía de Tàpies.

En la segunda hora, ha cantado otra de sus canciones más amargas, 'Bird of Sorrow', del disco 'Rhythm and Repose', que ha revisitado durante la noche con otros dos temas.

Para tomarse un descanso, Hansard ha invitado a un músico barcelonés a subir al escenario a cantar una de las canciones del irlandés, 'Wedding ring'.

'Ghost' y 'Bearing Witness' ha completado el repaso casi completo a su último trabajo, cuyo curioso título genérico, 'Todo lo que estaba al este ahora está a mi oeste', en la traducción al español, hace alusión al paso del tiempo, al envejecimiento, que ha convertido su otrora cabellera y barba pelirroja en un pelo mucho más blanco.

En la segunda parte de la velada, han llegado quizá los temas más esperados por el público, 'Fitzcarraldo' y 'Revelate', de su etapa al frente de The Frames; la oscarizada 'Falling Slowly' -cantada a coro por el público-; 'This Gift', de su álbum 'Rhythm and Repose'; 'Her Mercy', de su disco 'Didn't He Ramble', esta última a petición de uno de los fans del auditorio, 'The Gift' y 'Carrickfergus' en homenaje a sus admirados Chieftains.

No han faltado sus inconfundibles guitarras acústicas, con una parte de la caja rota por la rabia con la que toca en directo, objetos que traen al recuerdo aquel niño Glen que dejó los estudios con 13 años para dedicarse a tocar en las calles de Dublín, donde se aprende verdaderamente el oficio.

Y prueba de su generosidad, ha dejado subir al escenario a un dúo barcelonés, que le enviaron por correo electrónico un vídeo cantando una de sus canciones y la oportunidad ha regalado al público 'Two Tongles', que Hansard grabara en The Swell Season.

Tras la cita de Barcelona, el cantante irlandés llevará su gira a tierras italianas, a Bolonia, Bari, Roma, Gardone Riviera y Trieste. EFE.

(c) Agencia EFE