Isabel II no ha dejado de beber alcohol por completo

·1  min de lectura
Isabel II credit:Bang Showbiz
Isabel II credit:Bang Showbiz

Los Windsor tienen tanta fama de longevos como de amantes de los licores fuertes. La madre de Isabel II, por poner solo un ejemplo, bebía ginebra antes del almuerzo, vino con la comida y un martini antes de cenar. Por último, la esposa del rey Jorge VI cerraba la jornada con una copa de champán antes de acostarse y alcanzó los 101 años con una salud de hierro, que solo se deterioró en sus últimos cuatro meses de vida.

Su hija Isabel II no llega a esos niveles, pero tampoco perdonaba nunca un buen martini a última hora del día. En los últimos tiempos se rumoreaba que la soberana de 95 años había renunciado al alcohol por recomendación de su médico debido a una serie de problemas de salud que, aunque no resultan más que los esperables a su edad, sí le han obligado a cancelar varios compromisos y a utilizar un bastón en público.

Sin embargo, el sumiller real asegura que aún sigue tomándose una copa de vino con las comidas. Eso sí, nunca cuando tiene previsto acudir a algún evento público.

"Elijo los vinos para la reina, pero ella es bastante exigente, ya que ahora mismo no bebe mucho", ha explicado Demetri Walters, que ha trabajado anteriormente para el proveedor real Berry Brostold, en declaraciones al Daily Mail para aclarar que su trabajo se ha vuelto más complicado porque el nivel de exigencia de la soberana ha aumentado considerablemente.

Lo que sí ha hecho Isabel ha sido renunciar a su cóctel favorito porque no resulta recomendable para sus articulaciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.