Isabel II ha recibido como regalo un nuevo corgi

·1  min de lectura


El pasado mes de mayo la soberana británica quedó aparentemente devastada tras la muerte de uno de los dos corgis que su hijo el príncipe Andrés le había regalado poco antes del fallecimiento del duque de Edimburgo. Los dos perritos, a los que llamó Fergus y Muick, habrían contribuido a levantarle el ánimo durante la convalecencia de su difunto marido y después de su fallecimiento, y recientemente Andrés decidió entregarle otro cachorro de la misma raza para sustituir al que había perdido por razones desconocidas.
El animal tiene seis semanas y aún no cuenta con un nombre, pero una fuente ha revelado al dominical The Sun On Sunday que Isabel II está encantada con la llegada de otro perrito al castillo de Windsor porque se habría convertido en el compañero de juegos perfecto para Muick.
La monarca se dedicó a criar perros de esta raza desde que recibió uno llamado Susan como regalo por su 18 cumpleaños allá por 1944, pero alrededor de 2018 decidió que no tendría más mascotas después de la muerte de Willow, el último descendiente de Susan, y Whisper, que había pertenecido a uno de los guardabosques de Sandringham y quedó a su cargo tras el fallecimiento de su dueño.
Los corgis de Isabel reciben todo tipo de cuidados: Darren McGrady, que trabajó como chef para el palacio de Buckingham durante 15 años, reveló en su momento que tienen su propio menú a base de comida fresca que se prepara a diario en las cocinas de la residencia real y que duermen en cestas de mimbre en una habitación especial bajo la atenta vigilancia de dos empleados, que se dedican únicamente a esa tarea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.