La vida de película de la princesa Alicia: sufrió el electroshock de Freud, salvó la vida de judíos y se hizo monja

·4  min de lectura

La creyeron loca y por ello le adelantaron la menopausia a base de electroshock en los ovarios. Arriesgó su vida y vendió todas sus joyas para salvar de los nazis a varias familias judías. Fundó su propia orden religiosa y fue vistiendo los hábitos a la boda de su hijo con la Reina Isabel II. Una vida impresionante, una princesa absolutamente atípica, una mujer increíble. Hablo de la suegra de la Reina Isabel II de Inglaterra, hablo de la madre del Duque Felipe de Edimburgo, hablo de la princesa Alicia de Battenberg.

princesa
princesa

Nació sorda y siendo pequeña decían de ella que era una niña lenta. Sin embargo, la princesa Alicia Isabel Julia María de Battenberg aprendió a leer los labios y llegó a hablar 4 idiomas: inglés, francés, griego y alemán. Aunque nació el 25 de febrero de 1885 en el Castillo de Windsor, en el Reino Unido, gran parte de su vida la pasará en Grecia. Con apenas 17 años se casó con el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca. Tuvieron cuatro hijas y un hijo. Su único varón, Felipe, acabará convirtiéndose en el marido de Isabel II, la Reina de Inglaterra. Empezando su biografía de esta forma, se podría predecir que la princesa Alicia llegó a tener una vida tranquila y feliz, pero nada más lejos de la realidad. Alicia y su familia tendrían que exiliarse a Francia tras la derrota en 1922 de los griegos en la guerra de Turquía. En 1930 le diagnostican esquizofrenia y la internan en un sanatorio suizo. Alicia se queda sola. Su marido se va a vivir a Montecarlo, sus hijas se casan con alemanes y van a la Alemania nazi y su único hijo varón se va a estudiar a un internado en Escocia. El propio doctor Sigmund Freud impone el electroshock en sus ovarios para eliminar la libido como tratamiento contra lo que creían que era esquizofrenia paranoide. Una barbaridad. Una auténtica barbaridad la que tuvo que soportar la princesa durante los dos años que estuvo recluida en el sanatorio. A su salida no tiene a nadie. Vaga sola por Europa. Varias de sus hijas se casan con alemanes, Alicia no acude a sus bodas. Alicia pasa años sin ver a nadie de su familia. En 1937, su hija Cecilia, su marido y sus dos hijos mueren en un accidente de aviación. En el entierro, Alicia se reencuentra con su marido y el resto de sus hijos. Pero, la princesa regresa sola a Grecia.

Prince and Princess Andrew of Greece, Prince Andrew of Greece, (1882-1944), Princess Alice of Greece, née Princess of Battenberg, 1885-1969, Mariés à Darmstadt en 1903. (Photo by: Photo12/Universal Images Group via Getty Images)
Prince and Princess Andrew of Greece, Prince Andrew of Greece, (1882-1944), Princess Alice of Greece, née Princess of Battenberg, 1885-1969, Mariés à Darmstadt en 1903. (Photo by: Photo12/Universal Images Group via Getty Images)

En Athenas vende todas sus joyas para salvar a varias familias de refugiados judíos. Sólo unas joyas dejó sin vender y fueron los diamantes que entregó a su hijo Felipe para el anillo de compromiso de Isabel II. Llegó a cobijar en su casa a una familia judía perseguida por los nazis. La princesa arriesgaba así su propia vida. Cuando algún mando nazi sospechaba de las actividades de la princesa, ella se hacía la sorda y decía no entender las preguntas. Además, los matrimonios de sus hijas con alemanes le ofrecían una coartada de supuesta simpatía con los nazis, una coartada creíble. Trabajó incansablemente para la Cruz Roja, organizó dos refugios para niños huérfanos y una organización bien orquestada de grupos de enfermeras para ayudar a los enfermos y heridos más pobres. En 1944, cuando Athenas fue liberada, Alicia se puso en contacto con su marido el príncipe Andrés. Parecía que el reencuentro del matrimonio estaba próximo. Alicia estaba desenado volver a ver a su esposo. Pero el destino va a ser una vez más sorprendentemente cruel con Alicia.

UNITED KINGDOM - JANUARY 01:  Prince Philip Of England And His Mother Princesse Alice Of Battenberg  (Photo by Keystone-France/Gamma-Keystone via Getty Images)
UNITED KINGDOM - JANUARY 01: Prince Philip Of England And His Mother Princesse Alice Of Battenberg (Photo by Keystone-France/Gamma-Keystone via Getty Images)

Tras años separados y a solo unas pocas semanas antes de que el matrimonio volviera a verse, el príncipe Andrés falleció. La princesa Alicia vuelve a quedarse sola. Pero Alicia no se queda quieta. La princesa creó su propia orden religiosa: la ortodoxa Hermandad de Marta y María. Desde 1949 vistió los hábitos religiosos y con ellos acudió a la boda de su hijo Felipe con la Reina Isabel II. La madre de Felipe de Edimburgo murió a los 82 años. Inicialmente fue enterrada en la cripta real del Castillo de Windsor, pero en 1988 se cumplió la auténtica voluntad de la princesa. Los restos mortales de la impar Alicia fueron trasladados a la iglesia de Santa María Magdalena en Jerusalén. La comunidad judía le otorgó a la suegra de la Reina Isabel II el reconocimiento de “Justa entre las Naciones” por haber arriesgado su propia vida en muchas ocasiones para salvar a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Es mucho resumir para una vida que da para siete vidas y además para siete vidas increíbles. Pero, es una manera de acercarnos un poco a la desconocida biografía de la singularísima Alicia de Battenberg, princesa de Grecia y Dinamarca.