Ivana Trump no cambiaría lugares con Melania, pero la Primera Dama arremete en su contra

Trump vs. Trump

Ivana Trump está haciendo las rondas promocionales de su libro “Raising Trump” y se expresó cándidamente sobre su ex y su actual posición como presidente. En lo que le toca, dijo que no le gustaría estar en los zapatos de Melania, la primera dama de los Estados Unidos.

“Creo que para ella debe ser terrible estar en Washington”, opinó la mujer de 68 años durante una entrevista con “Good Morning America”. “Qué bueno que no soy yo, odiaría Washington”.

Ella pasó a enumerar las razones por las que podría ser una buena primera dama. “¿Hubiera puesto en orden la Casa Blanca en 14 días? Absolutamente. ¿Podría dar un discurso de 45 minutos sin teleprompter? Absolutamente. ¿Puedo leer un contrato? ¿Puedo ser anfitriona? Absolutamente. Pero realmente no me gustaría estar allí. Disfruto de mi libertad”, subrayó la madre de los primeros tres hijos de Trump; Donald Jr., Ivanka y Eric.

La mujer de negocios aseguró que sostiene una buena relación con su ex y que se comunica con él cada dos semanas. Hasta tiene un número directo con él, pero prefiere no utilizarlo porque “no lo quiero llamar porque Melania está ahí… y no quiero causar cualquier tipo de celos o algo así, porque soy la primera esposa de Trump”. “Soy la primera dama”, dijo Ivana.

Ese comentario provocó que la portavoz de Melania respondiera con firmeza. “La señora Trump ha hecho de la Casa Blanca su hogar para Barron [su hijo] y el presidente. Ella adora Washington y está honrada por su rol como Primera Dama de los Estados Unidos. Ella planifica utilizar ese título y rol para ayudar a niños, no vender libros”, indicó Stephanie Grisham.

Ivana junto a su prole: Donald Jr., Eric e Ivanka.

La mujer denominó los comentarios como sin sustancias de “una ex” y tildó la movida para llamar la atención.

La mujer de origen checo se casó con Trump en 1977 y su matrimonio duró hasta 1997, cuando comenzó un escandaloso y costoso divorcio.

“Durante el divorcio Donald fue brutal. Él lo tomó como una negociación. No podía perder, él tenía que ganar… tomó cerca de dos años para que la situación se resolviera, luego comenzó a hablarme y volvimos a ser amigos”, dijo.

En la autobiografía ella revela que estuvo a cargo de la crianza de sus tres hijos, que le dijo a DJT que “sólo puede haber un chef en la cocina”.

¿Qué opinas de los comentarios de Ivana?