Las jóvenes estudiantes iraníes desafían la represión con nuevas protestas

- AFP

Jóvenes estudiantes iraníes realizan esporádicas concentraciones, en las que se quitan el velo, para protestar por la muerte de Mahsa Amini, desafiando la fuerte represión de las manifestaciones que se han llevado a cabo durante casi tres semanas en Irán.

Esta joven iraní de origen kurdo de 22 años murió el 16 de septiembre, tres días después de haber sido arrestada por la policía de la moral por incumplir el estricto código de vestimenta femenino, que incluye el uso de un velo sobre la cabeza.

Una ola de indignación agitó al país y el movimiento de protesta se convirtió en el más significativo desde las manifestaciones de 2019 contra la subida del precio de la gasolina.

Al menos 92 personas han muerto desde el 16 de septiembre, según la oenegé Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega. Por su parte las autoridades iraníes difundieron un balance de 600 muertos, incluyendo a 12 agentes de seguridad.

Más de mil personas han sido detenidas y 400 ya fueron liberadas, según las autoridades.

El fin de semana pasado, un grupo de estudiantes se congregó y fueron arrinconados por la policía antidisturbios en un estacionamiento subterráneo de la Universidad Tecnológica Sharif. Luego fueron detenidos.

Desde entonces grupos de estudiantes mucho más jóvenes, muchas veces chicas que cursan estudios secundarios, tomaron el relevo de las protestas que consisten en retirarse el velo y gritar consignas contra el régimen.

Un video verificado por la AFP muestra a chicas jóvenes con la cabeza descubierta gritando "muerte al dictador", en referencia al guía supremo Ali Jamenei, el lunes en una escuela de Karaj, al oeste de la capital Teherán.


Leer más sobre RFI