Jason Momoa siempre supo que quería ser padre

Jason Momoa

El actor Jason Momoa, conocido entre otros trabajos por su papel de Khal Drogo en 'Juego de tronos' y su reciente debut en el universo DC con la película 'Aquaman', se ha sincerado en su última entrevista sobre el efecto que tuvo en él crecer en una familia monoparental -sus padres se separaron cuando solo era un niño y fue criado por su madre y sus tíos-, de lo que se desprende, por ejemplo, un irrefrenable deseo de formar su propia familia en cuanto se le presentara la oportunidad.

"Siempre quise ser padre, ¡me parecía una idea genial! Lo tenía muy claro incluso cuando era joven, mis tíos eran como mis ídolos porque cubrían una de mis principales necesidades. Les tenía mucha envidia a mis primos, me parecían muy afortunados, porque yo básicamente me crié sin padre. Por eso sabía que lo sería tarde o temprano", ha asegurado en conversación con la edición australiana de la revista GQ.

El intérprete de 40 años puede presumir a día de hoy de haber cumplido su sueño y, sobre todo, de las alegrías que le brindan diariamente sus pequeños Lola (12) y Nakoa-Wolf (10), fruto de su sólido matrimonio con la modelo y actriz Lisa Bonet, a quien el artista ha definido en numerosas ocasiones como uno de los pilares fundamentales de su existencia.

"Trato de ser el mejor padre posible, pero lo cierto es que al mismo tiempo carezco de un ejemplo concreto que me ayude a serlo. Pero tengo la suerte de haber sido criado por una mujer fuerte y responsable, y a ella le debo buena parte del conocimiento que he acumulado con los años. Acabo de cumplir los 40 y todavía me queda mucho por aprender, pero afortunadamente cuento con buenos amigos a los que les puedo preguntar de todo", ha añadido en otro momento de su entrevista.