Javier Bardem debe pagar más de 150.000 euros por defraudar a Hacienda

Javier Bardem vuelve a ser protagonista de la polémica. Todo porque el Tribunal Supremo ratifica la sanción económica interpuesta al actor por defraudar a Hacienda en varios ejercicios fiscales, tal y como informa OK Diario. En concreto, se le condena a pagar 150.491 euros por irregularidades en las liquidaciones de Pinguin Films S.L. de la que Bardem era socio y administrador único.

Javier Bardem, durante su reciente visita al festival de Cannes (Getty).

A través de dicha sociedad, con la que cobraba sus trabajos como actor, el marido de Penélope Cruz facturó 851.327 euros en 2006 y otros 526.199 euros en 2007. Al detectar infracciones en la declaración del IRPF en ambos años, la Justicia desestima el recurso que ya pidió Javier en 2017 y le obliga a abonar 98.970 y otros 51.521 euros, respectivamente.

La sentencia del Tribunal Supremo expone "la falta del mínimo rigor exigible" en las actuaciones fiscales de Bardem y "un claro ánimo defraudatorio (...) de los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF, así como la deducción en sede de la sociedad de gastos no relacionados con la propia actividad".

Esta noticia está siendo viral en las redes, donde se le está criticando duramente al marido de Penélope Cruz. Incluso, algunos usuarios de Twitter aprovechan para poner su imagen nuevamente en entredicho a colación de la polémica por las donaciones de Amancio Ortega a la Sanidad Pública.

Penélope Cruz y Javier Bardem, nuevamente criticados (Reuters).

En una nota difundida a los medios, Bardem se muestra “sorprendido” por el “sensacionalismo” de algunos medios “al acusarme de defraudar a Hacienda por unas irregularidades que la propia sentencia califica de infracciones leves y que se resolvieron hace años”.

El actor considera que esta disparidad “entra dentro de toda normalidad que entre los criterios interpretativos de Hacienda y de los asesores fiscales o tributarios existan algunas diferencias a la hora de liquidar determinados conceptos, que es lo que ha ocurrido en el presente caso, como ocurre a miles de personas cada año”. Asimismo, Javier confirma su voluntad de “seguir cumpliendo la ley y sus obligaciones tributarias en el sentido que marcan las normas, como siempre he hecho desde que empecé a tributar en los inicios de mi carrera”.