Javier Sardà desvela las razones reales detrás del fin de 'Crónicas Marcianas'

Cine 54
·3  min de lectura

Javier Sardà ha repasado su infancia y adolescencia en Palo y Astilla ahondando en la prematura muerte de sus padres. También ha recordado con Mamen Mendizabal su trayectoria profesional y cambios de registros televisivos profundizando en Crónicas Marcianas, uno de los programas que ha marcado su carrera delante de los focos. El catalán se ha abierto en canal en el formato de laSexta desvelando por qué verdaderamente llegó a su fin el recordado espacio de medianoche de Telecinco.

©Atresmedia
©Atresmedia

Javier Sardà ha sido el protagonista de la nueva entrega del programa Palo y astilla. El comunicador ha hecho un recorrido vital junto a Mamen Mendizábal explayándose en su carrera profesional y la razón por la que acabó Crónicas Marcianas. Si bien más de un espectador podría pensar que el programa que lanzó definitivamente al estrellato al ahora colaborador habitual en la cadena de Atresmedia está relacionado con el agotamiento del formato producido por Gestmusic Endemol lo cierto es que hay otras razones por las que este espacio tan mítico se despidió del público el 21 de julio de 2005.

El periodista catalán se mantuvo al frente del late night de Telecinco durante ocho años y, sin duda, el horario de Crónicas Marcianas le pasó factura y es el principal motivo detrás del cese del formato. "Básicamente por el horario", ha dicho el invitado explicando que es una persona diurna que a las seis de la mañana ya está en órbita y que a las once ya tiene ganas de irse a dormir por lo que no podía más con ese ritmo de vida.

Y es que, a pesar de que Crónicas Marcianas contó con el apoyo de la audiencia durante los ocho años que se mantuvo en el aire, el presentador decidió dejar el programa siendo aún líder de audiencia en su franja horaria. “Tengo un régimen animal solar", ha comentado antes de añadir que "ocho años acostándome a las 2:30 y luego no sabiendo dormir al día siguiente, sencillamente no sabía dormir, a las 8:30 ya estaba despierto y activado otra vez".

Y es que, a pesar de que tenía toda la mañana para dormir, el presentador catalán reconoce que no aguantaba en la cama. Por esto, dado que era un problema que le estaba afectando a la salud, decidió alejarse del mundo de los late nights.

En la misma entrevista el invitado también ha tenido unas palabras para uno de sus compañeros en ese programa, Galindo, comentado que "se aclimató a una característica física muy determinante. Era un apasionado de la vida y esto era una lección para muchos

En el programa, que ha registrado un 7,5% de share y 1.202.000 fieles, Mamen Mendizábal también le ha preguntado por sus ideas políticas destacando que ha vivido situaciones muy angustiosas ya que en la última etapa del programa de Telecinco tuvo que ir con escolta. "Tengo 61 años, los tres últimos de Crónicas Marcianas y dos después yo tuve que ir con escolta. Eran temas muy serios como para que ahora me asuste que alguien pegue con celo unos posters contra seis periodistas catalanes que digan: váyanse ustedes a Madrid", ha dicho.

En definitiva, si bien Crónicas Marcianas con el paso del tiempo se convertiría en uno de los programas más icónicos de la televisión española, Javier Sardà tenía sus propias razones para poner punto y final al formato. Así, después de este trabajo el presentador se tomaría varios años de descanso hasta volver nuevamente a la televisión. En 2007 se pondría al frente del programa Dutifrí y seguidamente ha hecho colaboraciones en La Sexta Noche o Liarla Pardo. Así que a pesar de que sigue en activo no vive expuesto a la misma tensión que durante su etapa de mayor apogeo televisivo.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Atresmedia