Jeff Bridges ve la luz tras su calvario con el cáncer y el coronavirus

·4  min de lectura

Jeff Bridges comienza a ver la luz en su dura lucha contra el cáncer. Fue el pasado 2020 cuando nos enteramos de que el protagonista de El gran Lebowski o Valor de Ley se enfrentaba a un futuro complejo tras ser diagnosticado de un linfoma, una enfermedad que afecta a las células del sistema inmunológico. Sin embargo, en vez de dejarse llevar por el pesimismo trató de poner la mejor cara posible respecto a su tratamiento y recuperación. Así, el oscarizado intérprete ha ido compartiendo actualizaciones de su estado a lo largo de los meses, dejándonos ver cómo avanzaba su salud, su estado físico y su energía mental a través de varios escritos, dibujos y pensamientos que dejaba publicados a través de sus redes sociales y página web personal.

Ahora, casi un año después de la fatídica noticia, Bridges nos ofrece novedades anunciando lo que muchos estábamos esperando. Eso sí, narrando de por medio un duro relato de sus meses más duros, cuando el cáncer se vio muy agravado por un contagio por COVID-19.

Jeff Bridges en 2019 (Foto: Noel Vasquez / Getty Images)
Jeff Bridges en 2019 (Foto: Noel Vasquez / Getty Images)

En enero el actor ya había informado de que el linfoma se había reducido drásticamente, pero ahora nos confirma que la enfermedad continúa en remisión y que su estado de salud ha mejorado muy notablemente. “Mi cáncer está en remisión, la masa de 9x12 se ha reducido al tamaño de una canica”, escribía Jeff Bridges en su página web en un post escrito a mano. Pero no ha sido un camino de rosas, de hecho, pese a que explica que ahora ve el COVID-19 desde el espejo de su retrovisor, admite que el coronavirus le “pateó el trasero” pero bien durante este año.

En su texto, Bridges hace alusión a otra publicación sobre su experiencia con el coronavirus que escribió en marzo y que ahora ha decidido sacar a la luz. Sus palabras cuentan que tanto el actor como su esposa estuvieron expuestos al COVID-19 cuando se encontraban en el centro de quimioterapia, lo que los llevó a un contagio que no fue nada fácil de sobrellevar, sobre todo teniendo en cuenta que el sistema inmunológico de Bridges estaba debilitado por su tratamiento contra el cáncer.

De hecho, ambos tuvieron que ser llevados en ambulancia a la UCI, pero mientras que su mujer fue dada de alta a los cinco días tras una rápida mejoría, Bridges tuvo que permanecer cinco meses ingresado. “Mi experiencia con el COVID-19 hizo que mi cáncer parezca pan comido”, escribía Bridges antes de admitir que se enfrentó a “momentos de inmenso dolor” por los que incluso sintió que su vida se apagaba. “Este roce con la mortalidad me ha traído un regalo real: la vida es corta y bonita. El amor está a nuestro alrededor y disponible en todo momento”, reflexiona Bridges tras admitir que, pese a la experiencia terrible, logró sentirse “feliz la mayor parte del tiempo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Bridges también cuenta que incluso necesitó de un respirador con oxígeno para poder sobrevivir, utensilio que ha llevado hasta hace poco y sobre el que bromea que emitía un sonido que le recordaba a “a Darth Vader” de Star Wars. Aunque eso ya es agua pasada. En su texto detalla cómo gracias a su terapeuta ha logrado el objetivo que se propueso de poder asistir de forma dependiente a la boda de su hija, cuyo enlace se celebró recientemente, aunque para ello ha necesitado de intensas sesiones de ejercicio.

“He estado haciendo ejercicio con un gran terapeuta, Zack Wermers. Nos hemos concentrado en conseguir que no necesite ayuda de oxígeno, que hasta hace poco necesitaba para caminar”, continuaba escribiendo Bridges. Tenía una meta: llevar a mi hija Hayley al altar. Se ha casado con un tío maravilloso, Justin Shane. Garcias a Zack y a mi maravilloso equipo médico he podido no solo llevarla hasta el altar sino también tener un baile padre/hija con ella, sin oxígeno”, matiza.

Y por si la mejoría de Bridges no quedara aún clara, el actor ha terminado su texto anunciado que su vuelta a la actuación es inminente. En concreto, retomará su papel en la serie The Old Man, ficción que quedó en pausa por el coronavirus y el estado de salud de Bridges y que tiene previsto estrenarse el próximo año. Se tratará de una producción realizada por Robert Levine y Jonathan E. Steinberg, creadores de Black Sails, sobre un agente de la CIA al margen de la sociedad que descubre que alguien quiere matarlo. Se tratará del primer papel de Jeff Bridges desde 2018, desde que lo vimos por última vez en Malos tiempos en el Royale con Cynthia Erivo, Dakota Johnson, Chris Hemsworth y Jon Ham. Y tras esta difícil experiencia por la que el actor se ha visto al borde del abismo, será toda una alegría volverle a ver en pantalla.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.