Jennifer Aniston y Brad Pitt, una expareja que da el ejemplo a los ex más rencorosos del mundo

·6  min de lectura

Lo que vivió Jennifer Aniston ante los ojos del mundo hace 15 años no debe haber sido nada fácil. Sin embargo, ella y Brad Pitt están dando una lección a todas las exparejas que no consiguen perdonar o retomar la relación con cordialidad. Dice el refrán que “lo pasado, pisado”, y estos dos parecen haber pisado tan profundo que el tema ya está enterrado.

Si Bruce Willis y Demi Moore son los reyes del ejemplo de una buena relación entre una expareja, Brad y Jennifer son los nuevos príncipes. ¿Quién lo hubiera dicho, verdad?

Jennifer Aniston y Brad Pitt en la lectura virtual de Aquel excitante curso (Twitter)
Jennifer Aniston y Brad Pitt en la lectura virtual de Aquel excitante curso (Twitter)

Después de compartir miradas de orgullo y cariño cada vez que uno de los dos subía a un escenario en la pasada temporada de premios (y prácticamente romper internet con cada foto), Brad Pitt y Jennifer Aniston zanjaron el tema de una vez por todas mostrando la complicidad que existe entre los dos con un reencuentro plagado de cariño, buen rollo y sonrisas pícaras.

Dicen que tras la tormenta llega la calma, y en caso de estos dos lo ha hecho con el arcoíris de la amistad bien alto. En resumen, Brad y Jen participaron el pasado jueves en la lectura del libreto de Aquel excitante curso, el clásico de culto de 1982 que en esta ocasión sirvió como excusa para reunirlos de manera virtual. Pero no estuvieron solos, los acompañaban otros colegas de profesión como Julia Roberts, Matthew McConaughey, Morgan Freeman, Shia LaBeouf, John Legend, Ray Liotta, Jimmy Kimmel y Henry Golding, uniéndose para recaudar fondos para la organización de Sean Penn que colabora en la lucha contra el coronavirus en EEUU. Penn, que participó en la cinta original, estaba entre ellos.

A lo largo de la hora que duró la transmisión, la expareja se saludó por apellido mientras Jennifer se dirigía a Brad llamándole “cielo” y compartían escenas en donde sus personajes protagonizaban una fantasía sexual. Vamos, algo inconcebible cuando Brad estaba con Angelina. Todos los presenten sonreían ante la picardía de las descripciones físicas que leía Morgan Freeman al relatar el guion con esa voz suya tan particular, pero seguramente conscientes del gran momento mediático que estaban viviendo.

Brad reía y Jen intentaba mantener la compostura. Un cuadro ideal y de buen rollo que los coloca como los ex más bonitos de Hollywood. Y así, pregunto de nuevo, ¿quién lo hubiera dicho?

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si hace 15 años un vidente nos hubiera dicho que Brad y Jen serían amigos, participarían en proyectos juntos, se mirarían con orgullo al amasar premios y se llamarían con el mote de “cielo”, nos lo hubiéramos tomado a broma. Imposible olvidar que en 2005 los dos formaron parte del triángulo más escandaloso que se recuerda en los últimos tiempos. Para empezar, llevaban siete años juntos cuando Jennifer tuvo que soportar rumores de posible infidelidad ante la química que los tabloides decían que había entre su marido y Angeline Jolie en el rodaje de Sr. y Sra. Smith, solo para confirmarse poco tiempo después y ver cómo Pitt se marchaba a formar una familia numerosa mientras el mundo la miraba con cara de pena. Debe haber sido horrible para ella. No solo por la separación, sino por cómo la prensa rosa se obsesionó con sus romances y la incesante pregunta de cuestionarle por qué no era madre todavía cuando Pitt no dejaba de ampliar la parentela.

Pero el tiempo pasó. Brad se casó, formó una de las familias más buscadas por los paparazis, se separó, ganó el Óscar y ahora parece que tiene novia nueva. Jennifer también siguió adelante. Se casó con Justin Theroux, formó una de las parejas más bonitas de Hollywood y se separó en 2018.

Hace 15 años, y menos incluso, jamás los habríamos visto compartiendo un mismo proyecto delante de todo el mundo. No cuando cada gesto, mirada y sonrisa se analizaba (y todavía se analiza) al milímetro en busca de indicios que sugieran una reconciliación romántica que rompería la red de forma definitiva. Sin embargo, en septiembre de 2011, Pitt publicó un comunicado en donde aclaraba unas declaraciones que había hecho sobre su ex, asegurando que seguía siendo su amiga (vía Reuters). Y en 2015, antes de su boda, Jen daba indicios de perdón al asegurar a Hollywood Reporter que se deseaban mutuamente lo mejor, y cuatro años después, ya separado de Angelina, Brad estaba entre los invitados del cumpleaños 50 de su ex (People) y entre los amigos que Jen había invitado a unas vacaciones (según EW Brad fue el primero en llegar a este viaje donde también estuvieron Tom Hanks, Kate Hudson, Reese Witherspoon, Gwyneth Paltrow y Lisa Kudrow, vía Marie Claire).

Es más, en 2012, el hermano de Brad, Doug Pitt, confesó en una entrevista a una radio australiana que su familia todavía consideraba a Jennifer como una amiga. “Por supuesto que seguimos siendo amigos” dijo en declaraciones que recogía The Independent. “Ya es noticia vieja. No nos cruzamos por el mismo camino […] fue extraño hace siete u ocho años, pero ya pasó mucho tiempo”.

Es decir, este buen rollo viral que vemos ahora no es algo nuevo y este mismo año quedó confirmado cuando se reunieron tras bambalinas en los premios del Sindicato de Actores y los fotógrafos captaron el momento en donde el lenguaje físico lo decía todo. Habían vuelto a ser amigos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sabemos que compararlos con Demi Moore y Bruce Willis son palabras mayores. Estos dos se van de vacaciones juntos con sus parejas y hasta pasan la cuarentena en la misma casa, pero no cabe duda que Brad y Jen van por el mismo camino en cuanto a ser maestros en esto de perdonar y ser amigos de nuevo se refiere. Brad ya asiste a los cumpleaños de su ex y a vacaciones que Jen planea junto a otros amigos. Años atrás era imposible imaginarlo pero hoy son ellos, la expareja del escándalo más mediático de los 2000s, los que dan el ejemplo a los rencorosos del mundo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.