Jennifer Hudson y su exprometido se verán las caras en el juzgado por la custodia de su hijo

Jennifer Hudson

La batalla legal que ha mantenido Jennifer Hudson con su antiguo prometido David Otunga desde que rompieran su relación en 2017 ha impedido que llegaran a un acuerdo acerca del cuidado de su único hijo en común y finalmente se verán las caras en el juzgado el próximo 11 de marzo para tratar de determinar los términos de la custodia del pequeño de nueve años a lo largo de un juicio que durará cinco días.

Según la información a la que ha tenido acceso el portal The Blast, las tensiones entre la pareja habrían alcanzado tal punto, que ni siquiera serían capaces de ponerse de acuerdo acerca de la parada del autobús escolar de su retoño.

A estas alturas del año pasado parecía que ambos iban a ser capaces de superar sus diferencias después de que la artista decidiera retirar la orden de protección de emergencia que había solicitado contra el padre de su hijo y, a cambio, él se comprometiera a no volver a su hogar familiar, al que había regresado temporalmente mientras su ex se encontraba ausente por motivos de trabajo. El motivo que habría provocado que la celebridad solicitara esa medida, que obligaba al exluchador a solicitar permiso por escrito a Jennifer para pasar tiempo con su pequeño, sería la preocupación por la seguridad del niño después de que David la empujara supuestamente durante una discusión mientras sostenía en brazos al niño.

El deportista retirado, que ha negado en todo momento esas acusaciones, ha contraatacado asegurando que Jennifer ha orquestado una campaña de desprestigio en su contra para ganar una ventaja "injusta" en el proceso legal como 'venganza' después de que él presentara ante el juez una petición para obtener una concesión temporal de la custodia física del pequeño, argumentando que él ha sido tradicionalmente el encargado de satisfacer sus necesidades básicas.