Jennifer Lopez proclama su amor infinito hacia sus hijos Max y Emme

Max y Emme, fotografiados por Jennifer Lopez para su perfil de (c) Instagram

La cantante Jennifer Lopez lleva ya varios meses asistiendo al intenso debate que se ha formado en torno a su ámbito sentimental desde que, en plena temporada navideña, empezara a circular la teoría de que mantenía un tórrido idilio con el rapero Drake, un asunto que pese a su naturaleza puramente especulativa no ha dejado de suscitar interés incluso ahora que precisamente se rumorea que el supuesto idilio ha llegado finalmente a su fin.

Ajena por completo a las habladurías que, sobre un aspecto tan íntimo de su vida cotidiana, aparecen tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, la diva del Bronx sí ha querido dejar claro al menos que, en lo referente al amor, ella tiene en sus adorados hijos Max y Emme (8) -fruto de su extinto matrimonio con Marc Anthony- la fuente de cariño constante e incondicional que tanto necesita en su día a día.

"La gente pequeñita que es perfecta en mi vida. Os quiero muchísimo y nuestro amor durará para siempre", les dedicó a sus dos retoños a través de su cuenta de Instagram, donde también compartió una foto que les retrata, presumiblemente, entregando a su famosa madre aquellos regalos de San Valentín que no dudaron en confeccionar para ella.

De esta manera, la actriz y cantante vuelve a demostrar que no suele prestar demasiada atención a las conjeturas o juicios de valor que se desprenden de sus casi dos décadas como uno de los rostros más populares y admirados del mundo del espectáculo, una mentalidad que ella misma atribuía recientemente a la madurez que le otorga el paso de los años.

"Cuando era más joven me acuerdo de que reaccionaba diciendo cosas como 'Oh Dios mío, eso no es verdad, ¿qué voy a hacer al respecto?' cada vez que leía algo falso sobre mí. Y después me di cuenta de que, en el fondo, a la gente que me conoce no le interesan lo más mínimo esos cotilleos. En el Bronx [su barrio natal de Nueva York] a nadie le importan. Ser feliz como persona, ser una buena madre y trabajar duro, esas son las cosas que me enriquecen", explicaba en conversación con la revista W.

Tanto es así, que la última vez que tuvo que responder a una de las múltiples preguntas que le han hecho sobre su supuesto idilio con Drake, lo hizo con toda la naturalidad del mundo pero limitándose a compartir sus sensaciones sobre su tiempo juntos en el tiempo de grabación.

"Por supuesto que quiero a Drake. Es brillante, tiene mucho talento y es maravilloso. Hemos hecho una canción juntos. Estuvimos pasando mucho tiempo juntos. Es el mejor. Siento mucho cariño hacia ese chico", contaba al presentador Ryan Seacrest a su llegada a la ceremonia de los Grammy.