Jesse Plemons, el actor al alza que ha sido capaz de desplazar a Leonardo Di Caprio en una película de Scorsese

Cine 54
·4  min de lectura

Llevaba mucho tiempo labrando su camino en Hollywood a base de papeles secundarios maravillosos, tanto en cine como en series, y por fin Jesse Plemons puede decir que ha llegado el turno de cosechar lo sembrado. Y es que este actor, uno de los mejores "roba-escenas" de la industria, acaba de reemplazar al mismísimo Leonardo DiCaprio.

Martin Scorsese sigue atando cabos para poner en marcha su nueva película, Killers of the flower moon, y en un acto inesperado ha decidido fichar al actor de 32 años en el papel protagonista que originalmente iba a interpretar Leo, relegando al oscarizado actor a otro rol secundario.

Jesse Plemons en Estoy pensando en dejarlo (Mary Cybulski/NETFLIX)
Jesse Plemons en Estoy pensando en dejarlo (Mary Cybulski/NETFLIX)

Después de acusar a los servicios streaming de arruinar el arte cinematográfico con sus algoritmos de sugerencias para el usuario, Martin Scorsese sigue dando forma a su segunda película para el formato (él se defiende diciendo que reconoce haberse beneficiando de los streamers y sus críticas no se basan en tachar la calidad de los proyectos online, sino a cómo los gestionan las plataformas). Y después de El Irlandés para Netflix, ahora es el turno de Apple TV+.

Hasta el momento, Leonardo DiCaprio iba a ser el protagonista de Killers of the flower moon acompañado por Robert De Niro, pero finalmente el director ha decidido cambiar sus planes. El papel estelar es ahora para Jesse Plemons en su gran salto hacia el estrellato después de llevar toda su carrera destacando desde las sombras del rol secundario.

Plemons interpretará a un agente del FBI llamado Tom White que investiga los asesinatos en serie de varios miembros de la Nación Osage en la Oklahoma de los años 20. DiCaprio ahora será el sobrino de Robert De Niro, un ranchero cabeza dura, según The Hollywood Reporter.

Jesse es uno de esos talentos hollywoodenses que nunca pasan desapercibidos. Ya sea como villano, asesino, víctima o inocente vulnerable, siempre consigue destacar incluso por encima de sus compañeros protagonistas. Lleva actuando desde que era un niño de 3 años, habiendo participado en capítulos de Walker Texas Ranger, Sabrina, cosas de brujas, CSI, NCIS o Anatomía de Grey hasta que el reconocimiento tocó a su puerta con el papel de Landry en la exitosa Friday Night Lights (2006-2011).

Sin embargo, si hubo un papel que hizo que Hollywood comenzara a tomarlo en serio fue el de Todd, aquel villano estúpido de Breaking Bad que fue una de las figuras clave en el desenlace de la historia. Era aparecer en escena, y por más desagradable que fuera, resultaba inevitable no fijarse en él.

Jesse es un actor que se mueve como pez en el agua en el cine independiente pero que de vez en cuando se deja tentar por proyectos de mayor envergadura. Volvió a cautivar nuestra atención en The Master frente a Philip Seymour Hoffman, como mafioso en Black Mass junto a Johnny Depp y en El puente de los espías bajo las órdenes de Steven Spielberg. Su talento roba escenas quedó latente en la segunda temporada de Fargo, donde interpretaba al carnicero Ed Blumquist, un personaje dueño de los momentos de humor negro más alucinantes de la historia junto a Kirsten Dunst. Fue en esta serie que ambos se conocieron, iniciando una relación que los llevó a convertirse en padres en 2018.

Jesse volvió a trabajar con Spielberg y Tom Hanks en Los archivos del Pentágono y fue aplaudido por su trabajo de introvertido sádico en USS Callister, uno de los episodios más galardonados de Black Mirror. En los últimos años lo vimos en la comedia Noche de juegos, como Dick Cheney en el biopic El vicio del poder y en un papel secundario en El irlandés , también de Scorsese. Además, hace tan solo unos meces volvió a dejarnos anonadados con su talento para los papeles vulnerables en el drama Estoy pensando en dejarlo de Netflix, mientras arrasa con las criticas en EEUU con Judas and the Black Messiah.

Reemplazar a DiCaprio no es algo que sucede todos los días. Flowers of the killer moon es una adaptación costosa, de esas que suelen recurrir a grandes figuras para atraer al público a las salas, y que Scorsese haya optado por cambiar los roles y darle el principal a Jesse Plemons denota la confianza que existe sobre su talento. Otra prueba de ello es que también tenía previsto protagonizar la tercera película de terror del director de Déjame salir y Nosotros, Jordan Peele, pero su nuevo compromiso con Scorsese ha hecho que tenga que escoger y optar por una sola.

Flowers of the killer moon originalmente iba a ser desarrollada por los estudios Paramount pero cuando el presupuesto ascendió a $185 millones, el estudio decidió venderla. Y así terminó en manos de Apple Tv+. Y es que la plataforma menor del streaming quiere dejar de serlo y lleva una temporada apostando por algunas de las producciones más interesantes de la industria actual. Además de esta cinta de Scorsese tienen pendiente de estreno lo nuevo de Sofia Coppola con Bill Murray, On the rocks, y la película de acción de Tom Holland con los hermanos Russo (directores de Vengadores: Endgame), Cherry (estreno el 12 de marzo).

Más historias que te pueden interesar: