Joaquín Sabina rinde homenaje a su esposa Jimena Coronado: 'Ha estado conmigo en las buenas y en las malas'

·1  min de lectura


Han pasado ya varios meses desde que el cantautor Joaquín Sabina, quien no se prodiga mucho en eventos públicos o en los platós de televisión, sorprendiera a propios y a ajenos al celebrar una boda exprés -una vez que empezaron a levantarse las restricciones ligadas al coronavirus- para contraer matrimonio en Madrid con su pareja Jimena Coronado, una desconocida para los medios de comunicación y, en palabras del propio artista, la persona que más le ha apoyado y reconfortado en tiempos recientes.
El legendario músico ha concedido ahora una sincera y profunda entrevista en el marco de un nuevo programa de la televisión pública española, 'La Noche D', que ahonda precisamente en su discreta historia de amor con Jimena y, de forma más general, en el gusto que el veterano artista ha tenido siempre por lo que él denomina el "amor loco que echa llamas". En lo que respecta a su relación con su ya esposa, fotógrafa procedente de Perú, el músico de 71 años reconoce que el enlace no era tan necesario para consolidar su romance como para que ella tuviera ciertas garantías en España, sobre todo una vez que él fallezca.
"Jimena ha estado conmigo en las buenas y en las malas. De gira, si no viene ella conmigo, directamente no voy. En todas mis idas y venidas a los hospitales, incluida la última, ha estado a mi lado", ha explicado Sabina en referencia a esa dura y preocupante caída que sufrió durante uno de sus últimos conciertos en la capital de España, suceso que tuvo lugar en febrero de 2020. "Siempre he pensado que... Tengo 71 años, si me pasa algo quiero que [Jimena] tenga papeles [el derecho de residencia] que le den todo tipo de derechos", ha reflexionado.