Johnny Depp revela que decidió divorciarse de Amber Heard cuando ella defecó en la cama

El esperado juicio en el que Johnny Depp acusa a The Sun por difamación (después de que el tabloide británico le tildara de “maltratador de mujeres) ha arrancado por todo lo alto (o todo lo bajo, según se mire). Y es que el martes 7 de julio, Depp aseguró en el Tribunal Supremo de Londres que decidió divorciarse de Amber Heard después de que la actriz defecase en la cama matrimonial “como broma. Además, el actor niega rotundamente haberla golpeado –y, por contra, asegura que fue ella la que abusó de él.

Johnny Depp acusa a su ex mujer Amber Heard de haber dejado heces en la cama y de ser una “sociópata narcisista” que le agredió varias veces. (Imagen: Rich Fury - AP Photo / Gtres)

En una declaración escrita que recoge The Daily Mail, Depp asegura que Heard o “quizá alguna de sus amigas” fue responsable del incidente de las heces allá por 2016, y añade que ella lo calificó de “simple broma inofensiva” –lo cual supuso para él la gota que colmó el vaso de su “increíblemente infeliz” matrimonio.

Además, el actor de Piratas del Caribe niega haber puesto jamás la mano encima de la texana de 34 años –de lo cual le acusaba un artículo de The Sun publicado en 2018–, y describe como “inconcebible” el hecho de que él pudiera agredir a una mujer –mencionando su educación sureña y que considera la caballerosidad “muy importante”.

Es una parte fuerte y central de mi código moral el jamás golpear a una mujer, bajo ninguna circunstancia, en ningún momento. Encuentro sencillamente inconcebible que eso pudiera ocurrir jamás”, aseguró.

Eso sí, el actor admite haber probado “todo tipo de droga conocida por el hombre desde muy temprana edad” (específicamente marihuana, cocaína, LSD, éxtasis y hongos alucinógenos, entre otras), en compañía de estrellas como Marilyn Manson o Paul Bettany, añadiendo que dichas sustancias le ayudaron a soportar el dolor provocado por los abusos que sufrió durante su infancia.

Pero Depp no solo ha negado cualquier ataque contra Heard, sino que acusa a ésta de haber sido quien le agredió a él, describiéndola como “una sociópata calculadora y narcisista” que se casó con él para avanzar en su carrera.

Ahora estoy convencido de que entró en mi vida para quitarme todo lo que tenía de valor y destruir lo restante”, declaró el actor (según recoge Variety).

La defensa de Depp enumeró una serie de incidentes sucesivos en los que Heard le habría atacado durante su matrimonio, incluyendo una ocasión en 2015 en la que, estando en Australia ella le habría tirado una botella de vodka, provocándole un corte en el dedo y fracturándole varios huesos.

Depp también mencionó otra vez en la que Heard le habría propinado “repetidos puñetazos” en el rostro durante un vuelo en su jet privado allá por 2014, y añade que ella llegó a pegarle una vez más cuando él trataba de huir a los baños.

Además, sus abogados añaden que Heard tuvo “dos affaires extra matrimoniales” durante su relación con Depp: uno con Elon Musk y otro con James Franco.

Por contra, los abogados de Heard insisten en retratar a Depp como un maltratador doméstico que atacó repetidamente a su cliente estando bajo la influencia del alcohol o las drogas, revelando además mensajes en los que el actor declara ser “el monstruo” –siendo este su supuesto “alter ego borracho”, según la actriz. 

Recordemos que al menos dos de las ex de Depp –Vanessa Paradis y Winona Ryder– han sido citadas para testificar en favor del actor durante el que ya tiene toda la pinta de convertirse en el juicio del año.

Más historias que te pueden interesar: