Johnson se prepara para un informe interno sobre las fiestas ilegales

·2  min de lectura

Londres, 21 may (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, se prepara para la publicación en los próximos días del informe que encargó a la funcionaria Sue Gray sobre las fiestas en Downing Street durante la pandemia, que podría incluir nuevas revelaciones embarazosas para el Gobierno.

La vicelíder laborista, Angela Rayner, ha criticado este sábado que el líder conservador se reuniera esta semana por adelantado con Gray, lo que teme que socave la presunta independencia de la investigadora.

Según indica hoy la BBC, es posible que Gray incluya fotografías en su documento, lo que avivaría la polémica sobre los hechos en sí y sobre si han rendido cuentas todos los participantes en los festejos organizados en dependencias gubernamentales durante los confinamientos de 2020 y 2021.

No se espera sin embargo que la funcionaria, que tiene la paradójica misión de investigar a sus superiores, atribuya responsabilidades directas y es más probable que se limite a exponer los hechos y a hacer comentarios generales.

La Policía Metropolitana de Londres (Met o Scotland Yard) anunció el pasado jueves la conclusión de su investigación sobre esas reuniones sociales, en la cual ha emitido 126 multas, entre otros una a Johnson, su esposa, Carrie, y el titular de Economía, Rishi Sunak.

Del total de sancionados por romper la normativa anticovid de aquel momento, 53 son hombres y 73 mujeres, precisó la Met, que puntualizó que algunas personas han recibido más de una penalización.

La pesquisa policial no ha estado exenta de controversia, pues los agentes no precisaron el criterio aplicado y quedan dudas de por qué el primer ministro, que admitió haber estado en al menos tres eventos, solo recibió una multa por asistir a una fiesta sorpresa por su cumpleaños en su despacho en junio de 2020.

Algunos medios sostienen que Scotland Yard -que inicialmente incluso se negó a investigar el escándalo con el argumento de que tendía a no operar de manera retroactiva- solo ha impuesto multas en los casos en que había fotografías que probaran los hechos, para minimizar el riesgo de recursos ante los tribunales.

Pese a ser multado y el batacazo de los "tories" en las recientes elecciones municipales, Johnson ha rechazado dimitir y dice que su prioridad es liderar el Reino Unido en un momento de crisis por la alta inflación y la guerra en Ucrania.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, sí ha prometido dejar su puesto si finalmente es multado por la Policía de Durham (noreste inglés), que investiga si rompió las reglas anticovid al cenar con colegas durante una campaña electoral en abril de 2021, lo que él niega.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.