Joven de 23 años dice que se gastó $50,000 en cirugías para parecerse a Marilyn Monroe

Serena Smith/IG Serena Smith

Serena Smith ha soñado tanto con parecerse a estrellas como Marilyn Monroe, Jayne Mansfield y Anna Nicole Smith que desde adolescente se ha venido haciendo cirugías plásticas para cambiar su apariencia física. ¡Tanto así que dice que ya ha gastado unos $50,000 en los procedimientos!

"Tener una cirugía me hace sentir empoderada, me encanta que podamos crearnos a nosotros mismos para ser quienes queramos", dijo la joven de 23 años, según el diario New York Post. "Tener la visión en mi cabeza de cómo me veo cobrando vida es extremadamente satisfactorio".

La estrella de la telerrealidad y música, residente de California, se hizo su primera cirugía de senos en diciembre de 2016, con solo 18 años, pagando por ello más de $ 7,500, cuenta.

Luego se sometió a una rinoplastia que costó $11,000 para adquirir una "nariz de Hollywood", y con frecuencia se somete a procedimientos menos invasivos como botox y rellenos en los labios.

Lo último que la joven se hizo fue un levantamiento de glúteos o BBL, quizás unas de los cirugías más arriesgadas, que consiste en extraer grasa de áreas como el estómago o la espalda mediante una liposucción y trasplantarla a los glúteos y las caderas.

"Estoy muy contenta con los resultados, creo que resultaron geniales, la cirugía cambió por completo las proporciones de mi cuerpo y me dio el aspecto más curvilíneo que buscaba", dijo.

"La recuperación de este procedimiento es muy intensa, definitivamente la más dura hasta el momento. Tienes que usar una prenda de compresión las 23 horas del día durante dos meses y puede ser bastante incómodo", añadió.

"Tuve drenajes que recogieron toda la sangre y los fluidos que salían de mi cuerpo durante casi dos semanas, lo cual no fue un espectáculo agradable, pero al final, valió la pena", contó al diario.

Smith ha dicho que nunca dejará de operarse, ya que es algo que le trae felicidad a pesar de las críticas que recibe a diario.

"Nunca dejaré de operarme. Una vez que complete todo lo que me gustaría hacer y esté satisfecho, estaré feliz y contenta, pero una vez que comience a envejecer, se trata de mantenimiento y de mantener ese aspecto juvenil", sostuvo.

"No estoy lastimando a nadie con mis elecciones. Me gusta difundir positividad en mi página de Instagram y hacer que sea un lugar seguro para que mis fanáticos y seguidores interactúen conmigo", indicó.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Aunque Smith está consiente de que sus desiciones no podrán complacer a todo el mundo, al menos trata de complacerse a sí misma.

"Cualquier cosa que me ayude a llevar una vida más feliz y segura vale la pena para mí y, como dicen, el dolor es belleza", aseguró.