Juan Carlos I y Doña Sofía: ¿de dónde viene su distanciamiento?

Anna Sanchez
·5  min de lectura
MADRID, SPAIN - MAY 11: King Juan Carlos of Spain and Queen Sofia of Spain attend Mutua Madrid Open at Caja Magica on May 11, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Juan Carlos I y Doña Sofía: un matrimonio de cartón por la monarquía (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

El Rey emérito está en apuros bastante serios y, tanto es así, que ha presentado un comunicado ante su hijo Felipe VI explicando que abandona no solo Zarzuela, sino España para irse a un destino, por ahora, indeterminado.

El Rey Emérito se enfrenta a una investigación por parte del Tribunal Supremo por el presunto cobro de una comisión relacionada con la adjudicación de las obras del AVE en La Meca. La imagen de Don Juan Carlos I a día de hoy está claramente deteriorada a nivel mediático pero, ¿y qué pasa con Doña Sofía?

Doña Sofía no piensa abandonar el país en el que ha reinado tantas décadas y, el hecho de que su todavía marido se vaya, a ella al final le podría ser indiferente porqué su convivencia matrimonial es nula desde hace años.

No es la primera vez que se oye a un ex trabajador de Zarzuela comentar como Sofía y Juan Carlos ni siquiera se ven en su día a día o a algún experto en Monarquía decir que lo suyo es una unión de cara al escaparate por cuestiones obviamente protocolarias relacionadas con la institución monárquica.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Federica de Grecia organizó un crucero con varios miembros de distintas monarquías para suavizar las relaciones diplomáticas. En esa travesía del Agamenón, se conocieron Doña Sofía y Don Juan Carlos I, que contaban 16 años por aquel entonces.

Don Juan Carlos of Spain  (Photo by Hank Walker/The LIFE Picture Collection via Getty Images)
(Photo by Hank Walker/The LIFE Picture Collection via Getty Images)

Pasaron los años y se casaron, ascendieron al trono y reinaron en común pero, ¿por qué se les acabó el amor? Pues, desde luego, debido a las constantes meteduras de pata de Juan Carlos tanto en el ámbito privado, como en el público.

Hace 30 años Juan Carlos I ya quería separarse de Sofía para hacer su vida libre. El Español recogió: “'¿Es que no puedo divorciarme como lo hacen miles de españoles?’. Esta pregunta se la hacía don Juan Carlos al jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campos, en el verano de 1992. Con la gloriosa resaca de los Juegos Olímpicos de Barcelona todavía en el paladar, el rey en la cresta de la ola de su popularidad, veía posible su divorcio con la reina Sofía.”

Javier Ayuso, ex trabajador de Zarzuela, hizo pública la nula relación entre los reyes eméritos confesando que: “Es una familia desestructurada y ellos decidieron, yo creo que por responsabilidad, que no podían divorciarse y que tenían que seguir conviviendo. Yo el tiempo que estuve llevaban vidas separadas, era una familia en la que el marido y la mujer no se ven”.

Sofía fue educada en la antigua escuela monárquica, la de ser fiel a la corona hasta el día de la muerte y la devoción y respeto que siente hacia la institución y hacia su cargo real no son compatibles con las salidas de tono de Juan Carlos I, un rey mucho más ‘campechano y gamberro’.

Sofía no puede perdonar escándalos como la cacería en Botsuana y la aparición de Corinna Larsen, según explicó Ayuso que fue jefe de Comunicación de la Casa Real los dos últimos años del reinado de Juan Carlos antes de su abdicación.

Otra muestra de la nula relación entre ambos ha sido este confinamiento por el coronavirus en el que “Sofía se ha confinado con su inseparable hermana Irene mientras Juan Carlos lo hacía por separado. Ambos en Zarzuela, pero sin tener contacto alguno”, desvela Pilar Eyre.

Además de todas estas evidencias, Sofía ha sido humillada por Juan Carlos en múltiples ocasiones según recoge El Español. Frases como “sabes que no te quiero”, “vete a vivir a Londres” o “solo eres una pesada” son algunos de los desprecios del Rey Emérito hacia ella.

Unos pocos años después de casarse en 1962, que se dice pronto. La Reina Emérita ha aguantado carros y carretas por la corona, por España y por sus creencias acerca de la familia. Lleva más de 50 años callada pero las idas de Juan Carlos con otras mujeres eran habituales desde los primeros años de su convivencia, según el citado medio.

Fuerte han sonado nombres como el de su buena amiga Corinna, a la que la prensa sitúa en la vida del Rey Emérito desde 2005 o 2006 y por la que, según algunos medios, se ha jugado en más de una ocasión el ser pillado por la prensa solo por verla dado que le cautivaba su belleza y su inteligencia.

Un nombre más nacional y por todos conocido es el de Bárbara Rey, que el apellido le viene bordado en este caso, la ex esposa de Ángel Cristo. Según se ha rumoreado, la ex vedette habría mantenido un tórrido romance con Juan Carlos y, además, contaría con pruebas gráficas del mismo que nunca han visto la luz dado que, según Bárbara, se las llevaron en 1997 durante un robo en su domicilio a manos, supuestamente, de agentes del CNI.

BARCELONA, SPAIN - MAY 22:  Spanish King Juan Carlos of Spain (L) and Corinna zu Sayn-Wittgenstein attend the Laureus Sports Awards 2006 at Parc del Forum on May 22, 2006 in Barcelona, Spain.  (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
(Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Por esto, en los 90 se redactó un documento recomendado por un mediador matrimonial y constaba de normas de protocolo que señalaban los actos a los que de manera estricta tenían que acudir los dos aunque ya no tuvieran relación alguna.

Asimismo, el documento recogía todo lo que, afortunadamente, podrían hacer por separado. Así, sin compartir comidas, cenas, espacios ni por supuesto habitación los reyes han llegado a un punto en el que son dos desconocidos.

Ahora que Juan Carlos I se ha ido del país, Sofía seguirá fiel a la monarquía, viviendo en Zarzuela y desempeñando tanto su papel institucional como su papel de madre, como lo ha hecho siempre a pesar de las complicaciones que le ha puesto su todavía marido.

Más historias que te pueden interesar

Agamenón: el crucero donde doña Sofía y Juan Carlos I se conocieron

Doña Sofía, ¿qué hará tras la marcha de Don Juan Carlos?

Se cumplen dos años del desencuentro de doña Letizia y doña Sofía