Juan José Origel habla de sus diferencias con la familia Pinal

·2  min de lectura
Juan José Origel / Cortesía
Juan José Origel / Cortesía

Después de que Sylvia Pasquel arremetió contra Juan José Origel por realizar algunos comentarios negativos sobre ella y sus hermanos debido a que permitieron que la primera actriz participara en la obra Caperucita, ¡qué onda con tu abuelita!, ahora el presentador ha dado réplica.

Ante los comentarios de la prensa sobre sí sus diferencias con la hija de doña Silvia son muy fuertes, el conductor de televisión comentó: “¡No hombre!, a la Pasquel a la hora que la vea le doy unas nalgadas, la quiero y ella me quiere, no hay problema, se los juro que no hay problema con ella. Ya la conocemos cómo es, yo de todos modos la sigo queriendo”.

Sin embargo, Origel recalcó que se mantiene en lo dicho, sobre todo porque es un íntimo amigo de la matriarca de la Dinastía Pinal. “Eso que dice que no convivía con la mamá, ella no se da cuenta, ¿por qué?, porque ella vive en Acapulco, pregúntenle a Efi, aunque la señora (Pinal) estuviera dormida o lo que sea, yo hablaba ¿cómo amaneció la señora?, siempre al pendiente, momentos en los que yo me la llevaba y nos íbamos a comer Silvia y yo, no tenía por qué venir la Pasquel ni nadie, entonces yo he tenido una relación con la señora Pinal muy cercana, aunque cuando la pandemia era lógico, pues no la podía ver, no nos podíamos ver nadie”.

Posteriormente, Juan José celebró que algunos artistas le dieran la razón, sobre todo una de la talla como Ignacio López Tarso. “A la hora que vi al señor hablando de la misma manera que yo pienso, fíjate, ¡es un señorón!, por eso también es otra estrellotota, entonces a mi me dio mucho gusto también que apoyara a Silvia Pinal”.

Finalmente, el periodista cambió de tema y confesó sentir mucha tristeza por la forma en que Laura Zapata reaccionó a un comentario que puso en redes sociales sobre el mal estado de salud de su abuela Eva Mange.

“Eso sí me dolió mucho, porque yo a la Zapata tengo años de amistad, muchos años de amistad, y con doña Eva, yo iba a sus cumpleaños, estaba yo con ella, la apapachaba. A cualquiera de nosotros nos daría tristeza ver a una gente que quieras tanto, que tiene 105 años, y que no está bien, y que ya no es vida, bueno, ¿qué haces aquí?”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.