Juan Schiaretti recibió a Martín Lousteau y alimentó las suspicacias

·4  min de lectura
Schiaretti recibió a Lousteau y Yacobitti en la Casa de Gobierno.
Schiaretti recibió a Lousteau y Yacobitti en la Casa de Gobierno.

CÓRDOBA.- Este viernes fue el senador Martín Lousteau, líder de Evolución Radical, quien se sumó a los referentes de diferentes vertientes de Juntos por el Cambio que mantienen reuniones con el gobernador Juan Schiaretti. También estuvo el diputado nacional Emiliano Yacobitti. “Temas de interés común” fue la definición que hicieron de lo conversado y lo vincularon con el trabajo en el Congreso donde pueden tener puntos de acuerdo.

Estos encuentros abren la puerta a algunas versiones de que el cordobés podría jugar a nivel nacional. Los más arriesgados apuntan a la posibilidad de que integre una fórmula presidencial. En su círculo chico, ponen paños fríos y solo admiten que está interesado en soluciones para temas claves del país.

Lousteau, quien este sábado estará en Formosa en el lanzamiento de Evolución Formosa, afirmó que en el encuentro intercambiaron “puntos de vista sobre la grave situación política y económica que atraviesa nuestro país” y también conversaron sobre la posibilidad de trabajar “en conjunto para destrabar algunas iniciativas que duermen en el Congreso y que serían buenas para la gente”.

“Los dos coincidimos en la necesidad de más y mejor diálogo entre todos aquellos que sinceramente queremos trabajar por un país mejor -agregó-. Nosotros aspiramos a gobernar la Ciudad de Buenos Aires y es importante escuchar la experiencia de gobernadores, como la de Schiaretti en Córdoba. Es hora de aprovechar todas las capacidades y actuar colectivamente para resolver los problemas de los argentinos y las argentinas”.

Siempre cultor de moverse básicamente en Córdoba, en abril Schiaretti sorprendió al aparecer participando de un encuentro de dirigentes “anti grieta”. El salteño Juan Manuel Urtubey hizo de anfitrión de Gerardo Morales, Florencio Randazzo, Emilio Monzó, Ángel Rozas, Graciela Camaño, Rogelio Frigerio y el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Gerardo Morales y Juan Schiaretti, dos de los asistentes al convite de Urtubey
Gerardo Morales y Juan Schiaretti, dos de los asistentes al convite de Urtubey - Créditos: @Prensa Córdoba

Morales y Randazzo ya pasaron por Córdoba y se reunieron con Schiaretti, al igual que lo hacen peronistas colegas del cordobés, como el riojano Ricardo Quintela; el catamarqueño Raúl Jalil y el chaqueño Jorge Capitanich.

Las agendas tienen como punto en común sondear su opinión sobre los problemas del país y, en el caso de los peronistas saber si hay chances de acercarlo al grupo. Schiaretti tomó distancia del kirchnerismo en 2008 con el debate por las retenciones al campo y no volvió más, aunque en su gobierno hay exreferentes del sector, como Eduardo Accastello.

Siempre tuvo claro que al peronismo cordobés le rinde el discurso anti K. En términos electorales comparte más electorado con Juntos por el Cambio que con el kirchnerismo. Por eso, por ejemplo, consolida su buena relación con el campo criticando las retenciones, el cepo a las exportaciones de carne y que no se impulse una mayor expansión de los biocombustibles.

Con Manes estuvo en marzo, cuando el radical llegó a la provincia como parte de su tour federal para pelear por la presidencia en 2023. “Habla con todos, siempre está dispuesto a recibir, a escuchar y a hacer sus aportes, pero eso no quiere decir que avance en acuerdos electorales”, dice a LA NACION un hombre de extrema confianza del cordobés.

Asegura que, por ahora, las reuniones son para analizar agendas en común de trabajo legislativo: “Para las elecciones falta muchísimo. Basta con mirar lo que se suponía de los candidatos 16 meses antes de una votación y lo que terminó sucediendo”.

Randazzo, Fein y el "Topo" Rodríguez se sumaron a los legisladores cordobeses.
Randazzo, Fein y el "Topo" Rodríguez se sumaron a los legisladores cordobeses.

En la actualidad, son más los radicales nacionales integrantes de Juntos por el Cambio los que se acercan a Schiaretti que los miembros del PRO. Los contactos de Horacio Rodríguez Larreta testeándolo para sumarlo a una alianza se debilitaron en los últimos tiempos.

Estas visitas y reuniones causan tensión en la alianza en Córdoba. Rodrigo de Loredo, por ejemplo, hoy aseguró a este diario que el encuentro con Lousteau (quien lo apoyó en la interna de la UCR) no tiene que ver con él. “Es otra agenda”, definió. A Luis Juez, ya en carrera para ser candidato a gobernador en 2023, le molesta desde siempre que los dirigentes nacionales se acerquen a Schiaretti.

Ambos ratificarán en declaraciones conjuntas la necesidad de la “unidad” de la alianza en Córdoba y de la “mirada autónoma” del distrito y subrayando la “reponsabilidad de hacer una propuesta alternativa a Unión por Córdoba que gobierna hace 24 años”.

Esta semana, además, la senadora Alejandra Vigo (esposa de Schiaretti) estuvo con el gobernador sanjuanino Sergio Uñac. La legisladora, quien viajó a San Juan para un acto de la obra social del sindicato de amas de casa, no habló de candidaturas. Se limitó a comentar que el “modelo de gestión” de Córdoba puede hacer “un buen aporte para 2023″.