La millonada que costó 'El juego del calamar' a Netflix

·4  min de lectura
El juego del calamar: cuánto costó producir la serie que es furor en Netflix
Noh Juhan | Netflix

El juego del calamar sigue cautivando a millones de espectadores alrededor del mundo. La serie coreana se ha convertido en el mayor éxito en la historia de Netflix y cada vez se conocen más datos en relación con cómo se produjo. Nuevos informes revelan cuánto costó la ficción que es furor en la plataforma.

 El gigante de streaming pagó 21,4 millones de dólares para la ejecución de los nueve episodios de la serie, según informó el medio Bloomberg. La trama se ha convertido en un fenómeno de la cultura pop y los fanáticos no dejan de hacer referencias a ella. En estos días, sin ir más lejos, personas de todos los continentes se inspiran en sus personajes para confeccionar sus disfraces de Halloween.

Ante la demanda de una segunda temporada de la ficción, Netflix probablemente esté dispuesto a invertir aún más dinero en su serie más exitosa hasta la fecha. En la trama, 456 jugadores se enfrentan a diversos retos para lograr llevarse un multimillonario premio. Con una crítica de fondo al mundo del consumo, las personas marginadas se enfrentan entre sí a través de juegos infantiles tradicionales y, mientras que el vencedor puede ganar millones en efectivo, el resto de los jugadores puede perder su vida.

El juego del calamar: por qué resulta tan irresistible esta grotesca metáfora del orden social hecha en Corea del Sur
El juego del calamar: por qué resulta tan irresistible esta grotesca metáfora del orden social hecha en Corea del Sur (YOUNGKYU PARK/)

En diálogo con LA NACION, el creador, director y guionista de la producción, Hwan Dong- hyuk, explicó cómo se gestó la popular ficción: “Lo primero que quisiera compartir es que tengo la esperanza de que los espectadores puedan reflexionar que no somos caballos de carrera. Estamos viviendo en una sociedad muy competitiva, que nos obliga a esforzarnos mucho y por momentos actuamos como si fuéramos las piezas de un tablero. Realmente confío en que la gente se dé cuenta que no somos eso, sino que somos seres humanos. Creo que es hora de preguntarnos por qué vivimos así, quiénes nos llevaron a este sistema y si nos sirve. Espero que estas preguntas tengan impacto en los espectadores y que podamos reflexionar. Otro aspecto que también me importa destacar es que realmente necesitamos empezar a confiar los unos en los otros. Vivimos en una sociedad muy desafiante, en la que pareciera que siempre necesitamos ganarle al otro. Nosotros percibimos nuestro entorno como si estuviera lleno de competidores y no de personas en las que podemos confiar, o de las que podemos depender, pero si seguimos así, en fin de cuentas, solo nos quedará un mundo en el que sobrevivirá un grupo muy reducido. Por todo esto, espero que paremos y empecemos a pensar en ser más solidarios. En uno de los episodios se habla sobre si podemos confiar en el otro, aún en el marco de un juego mortal, y un personaje dice que él sí confía. Necesitamos empezar a confiar en la gente que nos rodea, y en nuestra humanidad”.

Muchos de los personajes son marginales, algo que hace que el público joven se identifique con ellos
Muchos de los personajes son marginales, algo que hace que el público joven se identifique con ellos

Muchos de los personajes son marginales, algo que hace que el público joven se identifique con ellos

 El proceso de realización de la serie se prolongó durante más de una década. Sobre ello, el director explicó: “En 2009, cuando estaba escribiendo esta serie y trabajando para poder concretarla, hice muchos esfuerzos que no condujeron a ningún lado, y poco a poco perdía las esperanzas. Pero nunca dejé de tenerla presente y aunque debía trabajar en otras cosas, cada tanto pensaba que algún día el momento adecuado llegaría, en donde este proyecto pudiera encontrarse con su público y ser valorado. Siempre pensaba eso, pero no sabía cuándo sucedería, solo podía esperar y dedicarme a otros proyectos. A diez años de haber ideado esta historia, finalmente llegó una instancia en la que el mundo tiene algo que ver con esta ficción. Este relato fue concebido durante 2009 y parecía ridículo, surreal, pero hoy en día se podría aceptar que de una forma extraña algo así podría llegar a suceder. Creo que la trama se volvió muy representativa de lo que estamos viviendo. Y durante esos diez años en los que trabajé en otras cosas, jamás descansé, pulí mis habilidades y acumulé mucha experiencia. Eso me permitió crear esta serie de una mejor manera. Siento que tuve mucha suerte en términos de haber podido dejar esta idea durante diez años para finalmente llevarla a la pantalla”

En relación al éxito que El juego del calamar cosechó entre los más jóvenes, Hwan Dong- hyuk señaló: “Quiero destacar que bajo ningún punto de vista esta es una serie hecha para los chicos. Este es un producto para los adultos y son ellos quienes pueden leer el significado detrás de la violencia y las atrocidades que se ven a lo largo de la historia. Yo estoy al tanto sobre cómo impactó entre los chicos y los adolescentes, y creo que se asocia con que los juegos son muy sencillos de comprender”.

VÍDEO | Los videojuegos sobre 'El juego del calamar' se están haciendo muy populares

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.