La amarga despedida de Veep: Julia Louis-Dreyfus se queda a las puertas de hacer historia

La 71ª edición de los Premios Emmy no ha sido para Veep y, por ende, para Julia Louis-Dreyfus.

A pesar de que todas las quinielas apuntaban a que la legendaria actriz de 58 años volvería a ganar la estatuilla a mejor actriz de comedia por su papel en la sátira política de HBO, los pronósticos no se han cumplido y se ha quedado tan vacía como las actrices de Juego de Tronos que han visto cómo la joven Julia Garner les arrebataba el preciado galardón en la categoría de Mejor actriz de reparto de serie dramática.

(©HBO)

Cabe recordar que Julia Louis-Dreyfus había regresado a la palestra televisiva tras un receso forzoso en 2018 para recuperarse de un cáncer de mama. Tras este varapalo de salud, la actriz iba a por todas y buscaba hacer historia en la ceremonia batiendo el récord de más estatuillas para un intérprete que esta última tanda de Veep había vuelto a recibir muy buenas críticas.

[Julia Louis-Dreyfus corona su batalla más personal con una nominación al Emmy que podría hacer historia]

Sin embargo, el destino ha tomado otro derrotero y los premios, tanto de Mejor actriz como de Mejor comedia, han ido a parar a la británica Phoebe Waller-Bridge y su serie Fleabag. Pero la competencia también era dura con Rachel Brosnahan de La maravillosa Sera. Maisel que ganó el galardón el año pasado, cuando Veep estaba en pausa.

La aclamada sátira política de HBO ganó el premio a mejor comedia en 2015, 2016 y 2017. Por su parte, la protagonista de la aclamada serie, que obtuvo su primer Emmy en 1996 por Seinfeld, ha ganado seis Emmys consecutivos por su papel de Selina Meyer.

Por tanto, no se ha llevado el séptimo Emmy consecutivo -que hubiera sido el último al tratarse de la última temporada de Veep- quedándose a un paso de batir el record a la artista más reconocida en la historia de los Emmy y, en definitiva, se ha quedado con la espinita de superar a Cloris Leachman.

De esta manera Veep, tras lanzar su última temporada, se ha despedido de los premios repartidos en el Microsoft Theater de Los Ángeles con un sabor amargo.

Para seguir leyendo:
La jovencita de 25 años que superó a las reinas de Juego de Tronos en los Emmy 2019
La maldición de Amy Adams: se marcha de los Emmy sin premio de nuevo