Julia Roberts compartió con prostitutas como preparación para “Pretty Woman”

Richard Gere y Julia Roberts en una escena de “Pretty Woman”. Hello Giggles
Richard Gere y Julia Roberts en una escena de “Pretty Woman”. Hello Giggles

Parte de la preparación de Julia Roberts para el de ‘Vivian Ward’ en “Pretty Woman” consistió en compartir con prostitutas en Hollywood Boulevard. La esposa del fenecido director del film que convirtió a Roberts en una estrella estuvo involucrada en el asunto.

Barbara Marshall, esposa de Garry Marshall, le relató a Page Six que ella coordinó que la entonces casi desconocida actriz conociera a algunas chicas de la noche. Como una enfermera retirada ella hacía trabajo voluntario en una clínica gratis en Los Ángeles en 1989 ella conocía algunas mujeres que tal vez podrían ayudar a Roberts a entender el rol mejor.

“Garry nunca me visitaba a la clínica porque era hipocondríaco y temía que se le pegara algo”, recordó la mujer. “Pero él me preguntó si Julia podía ir y hablar con algunas pacientes”.

El personaje hizo de Roberts una estrella. Glamour
El personaje hizo de Roberts una estrella. Glamour

Para entonces Roberts ya había filmado “Mystic Pizza” y “Steel Magonolias”, pero esta última no había llegado a las pantallas, por lo que le era fácil pasar desapercibida. “Recluté a dos jóvenes que venían con regularidad a la clínica y les pagué $35 a cada una para que conocieran a Julia. Me dediqué a lo mío y unos 20 minutos después, Julia me gritó desde el otro lado del pasillo: ‘adiós Barbara, nos vamos a dar una vuelta, regresamos ya”.

La mujer entró en pánico y llamó a su marido. “Tu estrella se acaba de ir con un grupo de chicas. Creo que iban a Hollywood Boulevard. Estoy preocupada, ¿qué tal si no regresa?”.

Pero ya se sabe que sí regreso y la película fue un exitazo que hasta inspiró un musical de Broadway. “Julia es fuerte y se sabe cuida en y fuera de cámara”, admitió.

Ella dice que se sintió muy orgullosa cuando en la película ‘Vivian’ le presenta al personaje de Richard Gere, el magnate ‘Edward Lewis’, una variedad de condones y se llamó “una chica segura”. “Me sentí muy bien porque me di cuenta que Garry estaba prestando atención a mi trabajo y respetando la importancia de prevenir enfermedades de transmisión sexual”.

Ella estuvo casada con el afamado director por más de 50 años y dice que contribuyó a las tramas de programas “Laverne & Shirley” y “Happy Days”.

Julia Roberts recién dijo que en una entrevista que en la era Me Too “Pretty Woman” no podría filmarse, pero “eso no debe impedir que la gente la disfrute”.