Jussie Smollett defiende su inocencia en los tribunales en el juicio por fingir una agresión racista

·2  min de lectura
Jussie Smollett credit:Bang Showbiz
Jussie Smollett credit:Bang Showbiz

El actor Jussie Smollett se enfrenta a seis cargos por un delito de alteración del orden público y por mentir en sus declaraciones a la policía acerca de la agresión racista y homófoba que supuestamente sufrió en Chicago el pasado 29 de enero de 2019.

El antiguo protagonista de la serie 'Empire' testificó bajo juramento este mismo lunes durante seis horas para defender una vez más su inocencia y desmentir que pagara a los hermanos Abimbola 'Bola' y Olabinjo 'Ola' Osundairo para organizar un ataque con el que ganarse el favor de la opinión pública, tal y como ellos sostienen.

La semana pasada esos dos hombres aseguraron que el intérprete les había entregado 3.500 dólares a cambio de fingir que le abordaran por la calle profiriendo insultos, pero él insiste en que ese pago fue por su trabajo como asesores nutricionales y entrenadores personales. Lo que sí ha reconocido es que mantuvo una relación de naturaleza sexual con Bola, algo que este niega rotundamente, y que ambos consumieron drogas juntos en varias ocasiones.

Smollett ha añadido que él nunca quiso recurrir a la policía, aunque su mánager insistió en que lo hiciera. Su trato con las autoridades comenzó a deteriorarse cuando los agentes encargados de investigar su caso afirmaron que sus agresores llevaban puestas gorras con las iniciales MAGA -'Make America Great Again'- asociadas a los partidarios de Donald Trump, cuando él solo había dicho que gritaron ese eslogan antes de echársele encima.

En marzo de 2019, Smollett fue acusado de 16 delitos graves por un gran jurado en Illinois, pero la oficina del fiscal estatal del condado de Cook decidió retirarlos unas semanas más tarde, lo que dio pie un fuerte debate acerca de si el actor había recibido o no un trato de favor. Eventualmente un fiscal especial se hizo cargo del caso y volvió a abrirlo, para presentar nuevos cargos en febrero de 2020.

Si finalmente se le declara culpable, el intérprete podría enfrentarse a una sentencia de hasta tres años de cárcel, aunque lo más probable es que no llegue a ingresar en prisión porque no tiene antecedentes penales. La alternativa sería que quedara en libertad condicional y se le obligara a realizar servicio comunitarios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.