La Justicia tunecina prohibe viajar al líder islamista Ghannouchi

·2  min de lectura

Túnez, 27 may (EFE).- La justicia tunecina adoptó hoy como medida cautelar la prohibición de viajar contra una treintena de personas, incluido el líder del partido islamista Ennahda y expresidente del ahora disuelto Parlamento, Rached Ghannouchi, por su supuesta implicación en el caso conocido como "aparato secreto del Estado", informó el diario local Mosaïque FM.

Según esta fuente, la portavoz del Tribunal de Primera Instancia de Ariana (capital), Fatima Boukataya, reveló que la ministra de Justicia, Leila Jaffal, habría ordenado a la Fiscalía ampliar la investigación a un total de 34 personas, cuya identidad no ha trascendido, y que estarían afectadas por esta medida.

Por su parte, la abogada de la formación conservadora aseguró a Efe que no existe ninguna información oficial al respecto y que el dirigente no se encuentra imputado en este proceso "salvo si se basa en un violación de los procedimientos legales".

"Rached Ghannouchi no ha abandonado el territorio tunecino desde hace tiempo y no tiene intención de hacerlo en un corto plazo", señaló la letrada.

Ennahda, el que fuera principal fuerza parlamentaria, es acusado por sus detractores de disponer de una estructura de poder paralela al Estado que habría infiltrado los servicios secretos y que estaría detrás de los asesinatos políticos de los líderes de izquierda Mohamed Brahim y Choukri Belaid en 2013 aunque hasta el momento no se ha pronunciado ninguna sentencia judicial que confirme esta inculpación.

A principios de mayo, el líder de la oposición, Ahmed Néjib Chebbi, alertó de que, según fuentes "fidedignas" del Ministerio del Interior, el presidente Kais Said tenía previsto disolver todos los partidos políticos y ordenar la detención y arresto domiciliario de algunos de sus responsables.

El mandatario, que se hizo con plenos poderes y gobierna por decreto desde el pasado mes de julio, culpa a los partidos de ser los responsables de la actual crisis política y ha anunciado que las próximas elecciones legislativas del 17 de diciembre se regirán por un escrutinio uninominal de dos vueltas que sustituirá a las listas de partidos tras realizar una encuesta digital ciudadana en la que participó el 5 % del electorado.

Said ha fijado igualmente de manera unilateral la celebración de un referéndum el próximo 25 de julio para remplazar la Constitución de 2014- suspendida desde septiembre- y que deberá ser redactada antes de tres semanas por una instancia consultiva que excluye a los partidos e incluye a algunos organismos como la central sindical UGTT a pesar de haber rechazado su participación en este proceso.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.