Kamala Harris critica “indignante” prohibición del aborto en Oklahoma, es “guerra contra derechos de mujeres”

·5  min de lectura

Kamala Harris criticó de forma severa la nueva “indignante” propuesta de prohibición total del aborto de Oklahoma, que la legislatura del estado aprobó el jueves.

“Es indignante, y es solo la última de una serie de leyes extremas en todo el país”, expresó la vicepresidenta durante un evento el jueves con proveedores de servicios de aborto y salud reproductiva.

Junto con la probable revocación de Roe vs. Wade por parte de la Corte Suprema, Harris advirtió que los conservadores lideran una “guerra contra los derechos de las mujeres” que disminuirá la agencia social de las mujeres y reducirá los derechos de privacidad de todos los estadounidenses.

“El derecho a la privacidad que forma la base de Roe es el mismo derecho a la privacidad que protege el derecho a usar anticonceptivos y el derecho a casarse con la persona que amas, incluida una persona del mismo sexo”, agregó. “Anular Roe abre la puerta a restringir esos derechos. Sería un ataque directo al derecho fundamental de autodeterminación de vivir y amar sin interferencia del gobierno”.

El proyecto de ley de Oklahoma, diseñado para entrar en vigencia inmediata una vez firmado, es el último del estado controlado por el Partido Republicano para restringir la atención al aborto.

Las leyes anteriores aprobadas este año incluyen una que prohíbe el aborto después de seis semanas, antes de que la mayoría de las personas sepan que están embarazadas, y otra que hace que brindar servicios de aborto sea un delito punible con hasta diez años de prisión.

Pero la ley del jueves va aún más allá. Es la ley de aborto más estricta del país y la única que prohíbe por completo el procedimiento, desafía de forma directa el derecho al aborto defendido en Roe vs. Wade y casos posteriores durante el último medio siglo. Tampoco contiene excepciones por violación o incesto, y permite que quienes “ayudan e instigan” los abortos reciban demandas civiles de particulares.

El proyecto de ley sigue el modelo de una medida similar que entró en vigor en Texas el otoño pasado, la cual utiliza a los ciudadanos como ejecutores para evitar desafíos legales.

La política propuesta por Oklahoma ya enfrentó demandas y ha sido bastante criticada por proveedores de salud y defensores del aborto.

El Dr. Iman Alsaden, director médico de Planned Parenthood Great Plains, le comentó a The Independent durante una llamada que el nuevo proyecto de ley no es una pequeña política “provida” de un gobierno, a pesar de las afirmaciones contrarias de sus patrocinadores.

“Obligará a las personas a abandonar sus comunidades para buscar atención médica, y no hace nada para fortalecer los malos resultados médicos y de salud materna de Oklahoma” expresó.

“Oklahoma es un estado a favor del gobierno y del control”, añadió. “Oklahoma quiere controlar tu autonomía corporal y quitarte tus derechos humanos básicos”.

También afectará de manera dispar a las pacientes negras e indígenas. “Esto no es libertad”, aseguró.

Los defensores de los derechos civiles también dijeron que la estructura del proyecto de ley podría impedir la capacidad de los proveedores médicos para hablar abiertamente sobre el cuidado de la salud con las personas embarazadas.

Tamya Cox-Toure, directora general de la ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) de Oklahoma, declaró que el último proyecto de ley tampoco deja claro si “ayudar e incitar” incluye a proveedores y defensores que ayudan a las personas a tomar decisiones sobre su atención médica. “Creemos que tenemos el derecho de la Primera Enmienda de hablar con las personas sobre sus opciones”, comentó.

“No dejaremos de luchar para que los habitantes de Oklahoma obtengan la atención que necesitan y, lo que es más importante, la atención que desean”.

Durante el fin de semana, el gobernador Kevin Stitt, quien está firmemente en contra del aborto, defendió la presión del estado para restringir el aborto a pesar de los malos resultados en salud materna y bienestar infantil en Oklahoma, en respuesta a las preguntas de Fox News.

La presentadora Shannon Bream señaló que más de una quinta parte de los niños en Oklahoma viven por debajo del umbral de la pobreza, el 71 por ciento de los participantes de SNAP (Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria pertenecen a familias con niños y que Oklahoma ocupa el puesto 42 en general en bienestar infantil.

“Bueno, quiero decir, este es el asunto”, respondió. “¿La respuesta a la izquierda socialista demócrata es abortar niños pobres? Quiero decir, es ridículo incluso citar ese tipo de estadísticas. Tenemos un mercado libre en Oklahoma. Creemos que Dios tiene un plan especial para cada vida y cada niño. Y queremos que todos tengan las mismas oportunidades en Oklahoma. Y abortar a un niño no es la respuesta correcta”.

Aunque el aborto seguirá siendo un derecho protegido por la constitución, bajo las severas restricciones a Roe en lugares como Oklahoma, Texas y otros estados, el procedimiento ya está funcionalmente fuera del alcance de muchas personas, le informaron los médicos a The Independent.

La Dra. Maya Bass viaja de forma regular de Nueva Jersey a Oklahoma para brindar atención médica en una clínica en la ciudad de Oklahoma, donde atiende hasta 40 pacientes por día.

“Las pacientes vienen a mí y me dicen que han manejado seis o más horas para llegar allí, les tomó semanas conseguir una cita debido al aumento de volumen, o simplemente tiempo para reunir el dinero para viajar y encontrar cuidado de niños”, le detalló la Dra. Bass a The Independent. “Es mucho más difícil poder confirmar las citas con las personas porque [la clínica] no puede prometerles que estará abierta la próxima semana”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.