Kanye West derrocha amor paternal en su regreso a Twitter

Kanye West

Casi un año después de abandonar por completo su perfil de Twitter pero dejando la cuenta abierta en caso de necesidad, el rapero Kanye West ha recurrido directamente a ella para pedir opinión a sus fans sobre los diferentes diseños que está tomando en consideración para hacer realidad su deseo de tatuarse en el cuello el nombre de su segundo hijo con Kim Kardashian: el pequeño Saint, de dos años.

"He pedido a mis amigos que diseñen un tatuaje para mi cuello", se ha limitado a anunciar el intérprete en su espacio personal al tiempo que compartía varios dibujos en los que se podía leer 'Saint West' o simplemente 'Saint' en diferentes estilos y tipografías, una rara aparición pública que, como era de esperar, ha provocado un aluvión de comentarios al respecto.

Ante la perspectiva de que el afamado artista vaya a adornar su piel con un nuevo grabado -y en una zona bastante visible en esta ocasión-, hay que recordar que Kanye West ya cuenta con varios tatuajes realizados en honor de dos de sus seres más queridos.

De hecho, en la parte interior de su muñeca derecha se encuentra nada menos que la fecha de nacimiento de su primogénita North, mientras que en la izquierda también se halla una fecha de nacimiento, pero en este caso la de su madre Donda, fallecida en el año 2007 como consecuencia de las complicaciones experimentadas durante una delicada intervención quirúrgica.

Hace tres años, la propia Kim Kardashian revelaba orgullosa que había sido ella la que finalmente disuadió al controvertido rapero de hacerse un tatuaje de grandes dimensiones en el rostro, una ocurrencia que él mismo había dado a conocer a sus seguidores pocas semanas antes y que, como se encargó de justificar en la esfera virtual, le habría servido para rendir tributo a su primogénita de la forma más llamativa y ostentosa posible.