Kate Winslet pone luz sobre la homofobia de Hollywood y revela que conoce “al menos 4 actores gays”

Cine 54
·3  min de lectura

Poco a poco Hollywood se ha ido abriendo a la diversidad. Cada vez hay más pluralidad racial, más películas de gran presupuesto dirigidas por mujeres o más perfiles LGTBI en la infinidad de películas que llegan cada año a nuestras pantallas. Pero por el momento todo parece una mera fachada para maquillar lo cerrada que sigue siendo la industria hollywoodense. O eso da a entender Kate Winslet tras salir a denunciar la homofobia que sigue existiendo en el seno de la meca del cine de Estados Unidos.

En una entrevista con The Sunday Times (via People), la actriz ganadora del Óscar ha afirmado que conoce a “al menos” cuatro actores LGTBI que no se atreven a salir del armario por miedo a represalias a la hora de conseguir papeles. "No puedo decirles la cantidad de actores jóvenes que conozco, algunos bien conocidos, algunos principiantes, que están aterrorizados de que su sexualidad sea revelada y que se interponga en el camino de su elección para papeles heterosexuales", explicaba Winslet.

(Photo by Evan Agostini/Invision/AP)
(Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

La intérprete de Titanic relata el caso de un conocido actor que acaba de conseguir un agente que le ha exigido no hacer pública su bisexualidad. Winslet lo califica de “doloroso” y admite que esta práctica debería de ser “ilegal”. Además, matiza que este estigma “se aplica a los hombres más que a nada”.

“No creerías lo extendido que está. Y no se puede resumir en la cuestión sobre actores gays que interpretan personajes gays. Porque los actores, en algunos casos, eligen no salir del armario por razones personales. Y no es asunto de nadie. Quizás privacidad. Quizás condicionamiento y vergüenza", continúa.

Estas declaraciones de Winslet llegan a raíz de la película Amonnite, una historia de amor entre dos mujeres que coprotagoniza junto a Saoirse Ronan ambientada en la conservadora sociedad británica del siglo XIX.

"Podríamos haber tenido una conversación sobre cómo me siento al interpretar a una lesbiana y posiblemente quitarle ese papel a alguien", dijo Winslet sobre su papel en la película. "Pero estoy cansada de no ser honesta acerca de cuáles son mis opiniones reales, y sé que el papel nunca se le ofreció a nadie más. Al aceptar este papel tuve la oportunidad de llevar una historia LGBTQ a las salas de estar".

La actriz reclama un cambio en la industria y pide “más gente” como ella para dar altavoz al tema “para que haya menos juicio, discriminación y homofobia”. "No pretendo intimidar o enfrentarme a Hollywood. Solo estamos hablando de actores jóvenes que podrían estar considerando unirse a esta profesión y encontrar una manera de hacerlo más abierto", concluye.

Bien es cierto que hay muchas personalidades abiertamente LGTBI en Hollywood, como puede ser el caso de Neil Pattrick Harris, Ellen DeGeneres, Matt Bomer, Sarah Paulson o Ian McKellen, entre muchos otros. Pero que protagonicen o tengan roles importantes en grandes proyectos cinematográficos son más bien pocas.

Que la propia industria encasille a los intérpretes LGTBI a personajes de su misma identidad u orientación sexual y la ausencia de estos en cintas de gran presupuesto conlleva a este miedo a querer salir del armario. Porque, siendo sinceros, la máxima representación LGTBI que hemos podido ver en blockbusters han sido meras insinuaciones o personajes besándose de fondo, como ocurría en Star Wars: El Ascenso de Skywalker y Onward. Se han dado pequeños pasos con comedias como Love Simon, Súper empollonas, Pose o con numerosos proyectos para televisión, pero aún queda mucho camino por recorrer. Y aquí hablamos de actores y personajes gays, pero si abrimos el melón de representación de otras identidades como la de las personas trans hay mucha tela por cortar.

Más historias que te pueden interesar: