Así sufrió Kate Winslet el acoso y la burla de los tabloides por su peso

Cine 54
·3  min de lectura

Kate Winslet tenía apenas 22 años cuando el mundo entero posó toda su atención sobre ella. El éxito de Titanic creó la magia necesaria para lanzarla directo al estrellato después de llevar un tiempo haciendo sus primeros pinitos profesionales en películas de menor envergadura. Su ascenso sucedió de la noche a la mañana, convirtiéndola en una de las actrices más codiciadas de la industria pero también exponiéndola al escrutinio mediático de su físico.

Mientras Leonardo DiCaprio vivía el acecho de su vida amorosa señalado como el guapo de turno de la industria, Kate lidiaba con los comentarios y críticas por su peso de los tabloides. Dos caras muy diferentes de la moneda del éxito.

(Hahn/Khayat/Nebinger; ABACA, Gtres)
(Hahn/Khayat/Nebinger; ABACA, Gtres)

La actriz de 45 años ha echado la vista atrás para recordar el trato “cruel” que recibió de los tabloides durante aquellos inicios tras Sentido y sensibilidad (1995) y Titanic (1997). Durante una entrevista con The Guardian, Kate discute el criticismo que tuvo afrontar sobre su peso cuando recién comenzaba en la industria del cine.

En mis 20s, la gente hablaba mucho sobre mi peso. Y me llamaban para comentar mi propio físico” dijo al periódico británico. “Y luego me pusieron la etiqueta de ser osada y franca cuando solo me estaba defendiendo”.

Winslet, que es una de las candidatas más sonadas para los próximos Óscar por su trabajo en Ammonite, comparte haberse quedado atónita después de leer artículos escritos sobre ella a finales de los 90s recientemente.Era casi ridículo lo impactantes, críticos y crueles que eran los periodistas sensacionalistas conmigo", dijo. "¡Todavía estaba averiguando quién diablos era yo! Comentaban mi talla, estimaban lo que pesaba, imprimían la supuesta dieta que estaba haciendo. Fue crítico, horrible y muy perturbador de leer . Pero ... también me hizo sentir tan ... tan conmovida. Por lo diferente que es ahora".

La actriz y madre de tres niños explica que no se defendía tanto como debería haber hecho porque por aquel entonces pero que ahora está convencida que el movimiento #MeToo lo ha cambiado todo finalmente. “Las mujeres ahora tienen un sentido de conexión inherente las unas con las otras”.

Y efectivamente, Kate fue el blanco de muchos artículos centrados en criticar sus curvas como si fueran kilos de más o destacar su figura como un ejemplo alejado al perfeccionismo delgado de entonces. Incluso podemos recordar la vez que Joan Rivers comentó que si Kate perdía 2 kilos, Leo habría podido subirse a la puerta.

Sin embargo, dicho escrutinio tuvo sus consecuencias. Dañó mi autoestima” releva.No quería ir a Hollywood porque recuerdo pensar ‘Dios, si esto es lo que dicen de mí en Inglaterra, ¿qué pasará cuando llegue allí?”

Añade que aquellas críticas la llevaron a cuestionarse el significado de la belleza. “Me sentía muy sola. Por la simple razón de que nada te prepara realmente para eso” concluye. Sin embargo, dejó de prestar atención a las habladurías después de tener a su primera hija a los 25 años.

Además de Ammonite, Kate también tiene previsto regresar a las pantallas de la mano de HBO con la miniserie Mare of Easttown, donde interpreta a una detective que investiga un asesinado local, y que se estrena el 19 de abril en España.

Más historias que te pueden interesar: