Katy Perry lo supedita todo a su condición de madre

·1  min de lectura


La cantante Katy Perry ha demostrado en los cinco meses que lleva de maternidad que es capaz de compaginar con maestría sus responsabilidades como madre de la adorable Daisy Dove, fruto de su sólida relación con el actor Orlando Bloom, con el intenso calendario laboral que domina su día a día incluso en estos preocupantes tiempos de pandemia.
Sin embargo, que nadie se lleve a engaño, ya que la propia intérprete ha querido dejar claro que la persona más importante de su vida a día de hoy es sin duda su primogénita, cuyo bienestar se encuentra lógicamente en el primer puesto de la lista de prioridades de la californiana. Por tanto, todas y cada una de las facetas de su ajetreada existencia están ahora supeditadas a las necesidades de su niña.
"Ella será siempre la persona más importante de mi vida, mi prioridad número uno, como es natural. Pero también me gusta ser madre trabajadora. No creo que haya nada negativo en ello. Es como: '¿Puedes lidiar con todo eso?'. ¡Perfecto!'. Eso es genial para cualquier mujer, ¿verdad?", ha señalado la estrella de la música en conversación con la revista People.
Asimismo, la diva del pop ha subrayado que una de las ventajas con las que cuenta a la hora de planificar su jornada de trabajo reside precisamente en la falta de horarios fijos que lleva aparejada la naturaleza de su profesión. "El mío no es necesariamente un trabajo de 9 a 5, por lo que depende de mí organizar los horarios y el calendario. Está siendo muy divertido y la verdad es que, como madre, estoy recibiendo el apoyo y la comprensión de tantas mujeres, me parece algo increíble", ha añadido en la misma entrevista.