Kelly Clarkson está deseando cerrar su proceso de divorcio

·1  min de lectura
Brandon Blackstock y Kelly Clarkson credit:Bang Showbiz
Brandon Blackstock y Kelly Clarkson credit:Bang Showbiz

La cantante Kelly Clarkson se encuentra "tranquila" y muy optimista con respecto a su proceso de divorcio de Brandon Blackstock, padre de sus retoños River Rose, de siete años, y de Remington Alexander, de cinco.

Aunque por el momento la intérprete tendrá que abonar unos 200.000 dólares a su exmarido, quien además ejercía como mánager de la artista hasta su separación, para la manutención de sus hijos y para la suya propia, el hecho de que este arreglo financiero sea temporal y pendiente de un acuerdo definitivo entre las partes han llevado Kelly a mantener viva la esperanza en que el desenlace de esta historia sea bastante más positivo para sus arcas.

"Kelly está fenomenal, se siente muy bien porque al menos ya puede mirar al futuro. Disfruta mucho de la compañía de sus hijos, que están con ella la mayor parte del tiempo, y en eso está centrada a día de hoy", ha explicado una fuente de su entorno en conversación con la revista People.

Justo a continuación, el mismo informante ha querido restar importancia a los desembolsos económicos tan significativos que ha de realizar en estos momentos la estrella de la música, especialmente los 150.000 dólares que corresponden en exclusiva a la pensión de su exmarido. "Estos pagos de soporte son estrictamente temporales y solo durarán hasta que ambos puedan llegar a un acuerdo definitivo", ha sentenciado el confidente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.