Kelly Osbourne explica los pormenores de su última recaída con el alcohol

·2  min de lectura


La estrella televisiva Kelly Osbourne no ha dudado en ofrecer todo tipo de detalles sobre el proceso gradual que, en el último mes y medio, casi le ha llevado a tirar por tierra casi cuatro años de sobriedad absoluta. Y es que, tras anunciar a finales de abril y en sus redes sociales que había sufrido una recaída en su lucha contra la adicción al alcohol, ahora la hija del famoso matrimonio formado por Ozzy y Sharon Osbourne ha querido reflexionar abiertamente sobre el momento de fragilidad que ha experimentado en el marco de su complicada batalla, así como sobre el alcance de sus consecuencias.

"Estaba ahí sentada, viendo a toda esa gente en la piscina, y me dije: 'Bueno, yo también puedo hacerlo'. Entonces me pedí una copa de vino y me dediqué a disfrutar un poco... Solo me tomé una copa esa noche, pero si nos vamos a una semana más tarde, ahí estaba yo, hecha un desastre y un asco, cubierta en comida y borracha, diciéndome a mí misma: 'No, esta no soy yo. No puede ser verdad que esté haciendo esto'", ha confesado en conversación con el programa 'Entertainment Tonight'.

Tras señalar al mismo medio que ella nunca ha querido ejercer como "modelo de conducta" para nadie y que su proceso de rehabilitación solo le atañe a ella, la también diseñadora y tertuliana de programas de televisión no ha tenido más remedio que admitir que se siente muy dolida consigo misma a cuenta de este dramático cambio de tendencia, sobre todo a sabiendas de que, lo quiera o no, su figura y sus vivencias son a día de hoy muy influyentes en su legión de jóvenes seguidores.

"La verdad es que nunca he pedido ser considerada un modelo de conducta, y no creo que lo sea. Pero es verdad que, al estar en el ojo público, tener estos problemas y expresarme tan abiertamente sobre ellos, la gente está pendiente de ti y mira cada uno de tus movimientos", ha manifestado en la misma entrevista. Eso explica, entre otras cosas, que al dar a conocer la noticia a sus admiradores de Instagram la celebridad no dudara en prometerles que, una vez consumado este traspiés, su principal objetivo para el futuro más inmediato pasaba por convertir esta dura experiencia en una mera situación anecdótica.

"He recaído y no me siento orgullosa de ello. Pero he vuelto al camino correcto y esta semana grabaré un nuevo podcast para contaros a todos qué ha pasado y qué está pasando. Solo quiero deciros ahora que estoy sobria y que mañana también lo estaré", sentenciaba en su mensaje de la esfera virtual.