Kendall Jenner obtiene una segunda orden de alejamiento contra su acosador

Kendall Jenner

Después de unos días comprensiblemente angustiosos, la semana ha acabado al menos con una buena noticia para Kendall Jenner: este viernes un juez ha emitido una orden de alejamiento temporal contra el acosador de la modelo prohibiéndole acercarse a menos de cien metros de ella, en respuesta a la petición que la joven había planteado ese mismo día.

En su declaración a la hora de solicitar esa medida, la maniquí explicaba cómo el desconocido -que responde al nombre de John Ford- llamó al timbre de su puerta el martes a las seis y media de la mañana mientras ella se encontraba en el interior de la casa y, al no obtener respuesta, se sentó en el porche a esperar, donde fue detenido por las autoridades después de que el personal de seguridad de la urbanización en que se encuentra la propiedad diera la voz de alarma.

"El hecho de que haya continuado presentándose en mi casa pese a todos mis esfuerzos para que se detuviera me asusta mucho", ha asegurado la hermana menor de Kim Kardashian.

Antes de su arresto, Ford ya había conseguido colarse la semana pasada en la comunidad privada de Los Ángeles donde reside Kendall escalando la ladera de una montaña para varias horas sentado junto a su piscina, aunque cuando los agentes de policía se presentaron en la vivienda, él se había dado a la fuga.

Ford fue puesto en libertad el miércoles después de que una evaluación psiquiátrica determinara que su condición era estable, pero tan solo unas horas más tarde, el jueves por la mañana, fue arrestado de nuevo, en esa ocasión acusado de un cargo de allanamiento de morada y otro de acoso.