Kevin Spacey y las extrañas muertes de quienes lo han acusado de acoso

Ana Estrada

A Kevin Spacey le rodea un halo de misterio tras la muerte de Ari Behn, quien en 2017 reveló que el actor lo tocó sin su consentimiento.

El actor Kevin Spacey sale de la Corte distrital de Nantucket después de un arreglo judicial, el 7 de enero de 2019. (Foto: Nancy Lane/MediaNews Group/Boston Herald)

Con la de Behn, ya son tres muertes ligadas a las acusaciones de acoso de Spacey.

En julio, el actor ya había quedado libre cuando las autoridades de Massachusetts, Estados Unidos, retiraron los cargos de agresión sexual y agresión indecente que había contra él. Esto sucedió luego de que la víctima decidió guardar silencio para no incriminarse.

Acusaciones y muertes

La mañana de Navidad, el escritor y dramaturgo Ari Behn, se suicidó. Tenía 47 años y era exmarido de la princesa Marta Luisa de Noruega con quien tuvo tres hijos.

“Con gran tristeza en nuestros corazones, los más cercanos a Ari Behn anunciamos que hoy se ha quitado la vida”, dijo Geir Hakonsund, el agente de Behn.

Amigos y personalidades noruegas, como la familia real o la primera ministra Erna Solberg, expresaron sus muestras de duelo.

En 2017, en una entrevista con la BBC, Ari declaró que durante un concierto del Premio Nobel en 2007, Spacey lo tocó sin su consentimiento.

“Tengo una pequeña historia de #MeToo sobre Kevin Spacey. Teníamos una buena conversación en la que estábamos hablando sobre teatro y drama, y ​​el pequeño teatro, The Wick, un teatro en Londres. Tuvimos una buena conversación sentados uno al lado del otro. Después de cinco minutos dijo: ‘Oye, salgamos a fumar un cigarrillo’, luego me agarró por debajo de la mesa justo en las bolas”.

“Le dije algo como ‘quizás más tarde’”, dijo Behn, quien contó la experiencia más como un incidente extraño, que a manera de acusación.

Pero esta no es la primera muerte alrededor de Spacey.

En 2018, un joven masajista, de quien nunca se supo su nombre y fue apodado John Doe, acusó que el actor intentó besarlo y forzarlo a tocar sus genitales en una sesión de masajes en Malibú.

En septiembre de este año, el joven se suicidó y, tras esta muerte, las autoridades de Los Ángeles rechazaron continuar con el caso de acoso sexual pues, según dijo la fiscalía a CBS, las acusaciones no podrían sostenerse sin la participación de la víctima.

Linda Culkin, una ex enfermera que acusó a Spacey de acosar a uno de sus pacientes, murió en un accidente de tránsito en mayo de este año.

En 2014, la mujer fue sentenciada a cuatro años de prisión por enviar amenazas a Kevin Spacey luego de que uno de sus pacientes le contó que fue atacado por el actor.

Poco después de cumplir su condena, tras salir libre, Linda fue atropellada en Quincy, Massachusetts, y murió en el hospital.

El extraño mensaje navideño de Kevin Spacey

Poco antes de que se anunciara la muerte de Ari Behn, Kevin Spacey publicó un video en su cuenta de Instagram con un mensaje navideño.

Spacey, actuando como Frank Underwood, el personaje de la serie de Netflix “House of Cards”, aparece junto a una chimenea y asegura que 2019 fue un buen año porque “recuperó su salud”.

“Sé lo que están pesando, ¿es en serio? Lo digo muy en serio”, dice y continúa: “la próxima vez que alguien haga algo que no te guste, puedes ir y atacar, pero también puedes poner un alto al fuego y hacer algo inesperado. Puedes matarlos con amabilidad”, termina.