Kim Kardashian tiene un largo camino por recorrer antes de convertirse en abogada

·1  min de lectura
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz
Kim Kardashian credit:Bang Showbiz

En 2019 la celebridad y empresaria sorprendió al mundo entero al anunciar que había decidido seguir los pasos de su padre, Robert Kardashian, convirtiéndose en abogada como parte de su activismo en favor de una reforma del código penal estadounidense.

Como Kim nunca se graduó en la universidad -Kourtney es la única de sus hermanas que completó sus estudios superiores con una licenciatura en artes teatrales-, a ella no le ha quedado más remedio que encontrar una vía alternativa para cumplir su sueño sin pasar por la facultad de derecho.

Desde entonces ha estado estudiando con expertos y asistiendo a clases virtuales para aprobar un examen conocido como 'baby bar exam' antes de continuar con su formación durante tres años más y presentarse eventualmente al 'bar exam', o examen de abogacía, que deben superar todos los licenciados en derecho para conseguir una licencia que les permita ejercer esta profesión.

Por el momento, Kim ha suspendido en dos ocasiones la primera de esas dos pruebas y ahora ha ofrecido una actualización sobre sus progresos para reconocer que tiene "un largo camino por recorrer" en declaraciones a la revista WSJ, aunque eso no le ha desanimado lo más mínimo.

"Espero poder fundar algún día un bufete de abogados en el que podamos ayudar a la gente de forma gratuita y contratar a personas que hayan cumplido condena en prisión", ha añadido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.