Kim Kardashian llega a un acuerdo con su antiguo guardaespaldas tras demandarle por el robo en París

·1  min de lectura


Cuatro años después de vivir la peor noche de su vida, Kim Kardashian ha dado por fin carpetazo a la batalla legal que había iniciado con la compañía que estaba a cargo de garantizar su seguridad durante la Semana de la Moda de París en la que fue víctima de un atraco a punta de pistola, según asegura ahora el periódico The Sun.
El 3 de octubre de 2016, cinco intrusos armados consiguieron acceder a la habitación de hotel en que ella se alojaba haciéndose pasar por policías mientras sus hermanas Kourtney y Kendall se encontraban de fiesta en un club nocturno escoltadas por el único guardaespaldas que les había acompañado en el viaje.
Inicialmente Kim demandó tanto a su exguardaespaldas Pascal Duvier, a quien despidió un mes después de esa traumática experiencia, como a las compañías a través de las que le había contratado -Protect Security and Balali Investments Inc- por una cantidad equivalente al dinero que ella recibió de la aseguradora por el robo de sus joyas. Sin embargo, ambas partes han decidido llegar a un acuerdo antes de que se celebrara ningún juicio, según el cual ella recibirá 6,1 millones de dólares.
Los representantes legales de la celebridad se han negado a comentar detalles sobre el caso, pero sin duda para ella supondrá un alivio zanjar este asunto para siempre y pasar página cuanto antes.