Kim Kardashian llegó a temer por su vida durante el mediático robo de París

·1  min de lectura


La estrella televisiva Kim Kardashian ha recordado que llegó a temer por su vida durante ese mediático robo de 2016 del que fue víctima durante su estancia en la ciudad de París, a la que acudió para asistir a la semana de la moda de la capital francesa.

"En ese momento pensé: 'Dios, me van a violar o hacerme algo incluso peor. Va a pasar, así que no te queda otra que estar preparada'. Así que traté de mentalizarme mientras me ataban de pies y manos, mientras me cegaban y me cubrían la boca con cinta aislante. No sé por qué estoy llorando, ya he hablado de este episodio antes", ha confesado visiblemente emocionada.

La también empresaria ha relatado de nuevo tan terrible experiencia en la nueva temporada del programa que para Netflix presenta el veterano David Letterman, donde también ha reconocido que, al igual que por su vida, temía por el "trauma" instantáneo que sufriría su hermana mayor Kourtney, quien se encontraban protegida por el único guardaespaldas que había acudido con ellas a la ciudad, si se la encontraba "muerta".

"No paraba de pensar en Kourtney, en cómo reaccionaría a lo sucedido. Me imaginaba que me encontraría muerta en la habitación y que se quedaría traumatizada para el resto de su vida", ha señalado compungida.