Antes del atardecer contenía una escena que predecía la desaparición de la Catedral de Notre Dame

El pasado lunes vivimos con horror la terrible noticia del incendio de la Catedral de Notre Dame. El monumento histórico reconocido por la UNESCO de 850 años de antigüedad, y uno de los emblemas góticos de la ciudad de París, ardió cerca de ocho horas perdiendo su icónica aguja y el techo. Finalmente, los casi 400 bomberos presentes pudieron contener las llamas y la estructura principal y las torres se han salvado, según informa The Telegraph. El presidente francés Emmanuel Macron ha prometido reconstruir el monumento en un día de dolor para Francia y el mundo.

Aquel edificio religioso fue fuente de inspiración para escritores y artistas, siendo uno de los rincones más frecuentados por el mundo del cine. Como en Antes del atardecer, el clásico de Richard Linklater que ahora circula por redes por guardar un mensaje premonitorio.

Escena de Antes del atardecer (Fuente: YouTube)

La secuela de 2004 probablemente tenga la secuencia más recordada sobre la Catedral en el mundo del cine.

Como si fuera una premonición anunciada, la escena protagonizada por Jesse (Ethan Hawke) y Celine (Julie Delpy) transcurre durante un crucero por el Sena. En ese momento, los personajes mantienen otra de sus conversaciones profundas que conforman toda la trilogía sobre dos jóvenes enamorados que retoman su relación en diferentes lugares del mundo.

Allí, en París y con la Catedral de Notre Dame de fondo, Jesse le cuenta la historia de un soldado alemán que tenia la misión de destruir el monumento durante la Segunda Guerra Mundial. Pero que no pudo cumplirla al quedarse maravillado por la belleza del edificio.

“¿Alguna vez pensaste que Notre Dame desaparecerá algún día?” respondió Celine. Una frase que ahora resulta acertada, mucho antes de lo que probablemente el personaje indicaba. Solo 15 años separan esta escena del incendio que hoy consume las noticias y redes sociales.

Sin embargo, Antes del atardecer no fue la única película que contó con la legendaria catedral como escenario de sus escenas. Aunque fueron menos premonitorias:

The Huntchback of Notre Dame , 1939
Dirigida por William Dieterle, fue titulada en España como Esmeralda, la zíngara y El jorobado de Notre Dame en Hispanoamérica.

Notre Dame fue el escenario principal en el clásico cuento de Victor Hugo y tuvo su momento de gloria en este clásico de 1939, pero como reconstrucción. Charles Laughton dio vida a Quasimodo, mientras Maureen O’Hara fue el objeto de su deseo en esta adaptacion que difería un poco de la novela.

Fue una de las películas más caras por aquel entonces con un presupuesto de 1.59 millones de euros ($1.8 millones), y los escenarios de París y la mismísima Catedral se reconstruyeron en un estudio por 221.000€ ($250.00).

Charada, 1963
En este clásico de Stanley Donen rodado en París, Audrey Hepburn y Cary Grant protagonizan uno de los paseos románticos más emblemáticos del cine bajo la sombra de la Catedral de Notre Dame.

Eso sí, su conversación no es nada romántica ya que, con el monumento como testigo, discuten sobre quién podría haber asesinado a su marido.

Lunas de hiel, 1992
Conocida como Perversa luna de miel en Hispanoamérica, esta película de Roman Polanski nos traslada a la capital francesa a través de un thriller romántico protagonizado por Peter Coyote y Emmanuelle Singer.

Y uno de sus momentos más icónicos ocurren al sentarse en un banco justo delante de la Catedral de Notre Dame.

El jorobado de Notre Dame, 1996
La versión animada del cuento de Victor Hugo fue uno de los grandes éxitos de Walt Disney, y para recrear el monumento, los directores y artistas responsables viajaron a París. Allí, pasaron tres días explorando la Catedral de Notre Dame, incluyendo un tour privado exclusivo que les permitió acceso a pasillos, escaleras, torres y una habitación escondida que el público no podía acceder.

Amélie, 2001
El personaje central del gran éxito francés romantiza el monumento al contar que pasó sus años infantiles visitando la Catedral cada año, en donde deseaba que le concedieran un hermano. Pero el lugar termina teniendo un desenlace trágico en su vida ya que un turista salta al suicidio desde el techo, matando a su madre.

Van Helsing, 2004
La Catedral no solo sirvió de escenario para historias dramáticas o momentos románticos, sino también para la acción. El cazador de monstruos y vampiros interpretado por Hugh Jackman tuvo una batalla espectacular en el techo de Notre Dame en la película de 2004, enfrentándose al temible Dr. Jekyll.

Ratatouille, 2007
En la película animada de Pixar sobre un ratón cocinero en París, también vemos a la Catedral, aunque generada por animación computarizada.

Medianoche en París, 2011
La aclamada comedia dramática de Woody Allen que lo llevó por primera vez a rodar una historia completa en París, utiliza varios rincones de la ciudad, incluyendo la Catedral.

En una secuencia, Gil (Owen Wilson) le pide a su guía (Carla Bruni) que le traduzca un párrafo del diario de la amante de Pablo Picasso, justo delante de Notre Dame.

Los tres mosqueteros, 2011
En esta reinvención del clásico cuento de D’Artagnan que pasó prácticamente desapercibido, el joven mosquetero interpretado por Logan Lerman protagoniza una batalla de espadas en el techo de la icónica catedral.

Para seguir leyendo:
La secuela fallida de ‘El guardaespaldas’ con Lady Di como protagonista
El actor Chow Yun-fat tiene una fortuna multimillonaria, pero vive con 90 euros al mes
Ridícula y maravillosa: la transformación en hombre lobo del cine que arrasa en la red
La joyita del terror que te hará pasar miedo en menos de 3 minutos