La crítica describe lo último de James Franco como "la peor película de 2019"

En 2007, el autor de culto Steve Erickson publicó un libro destinada a convertirse en icono de una generación: Zeroville. Aquella historia onírica y terrible, ambientada en el Hollywood cambiante de 1969 y llena de personajes históricos, fue nombrada mejor novela del año por numerosas publicaciones de prestigio –y desde entonces pedía a gritos una adaptación cinematográfica.

Seth Rogen y James Franco encabezan el reparto de Zeroville, que también incluye nombres conocidos como el de Megan Fox. (Imagen: © Rabbit Bandini Productions - Patriot Pictures / myCinema)

Y allá que fue James Franco, dispuesto no solo a protagonizar sino también a dirigir la versión cinematográfica de Zeroville. Pero el proyecto, que fue anunciado en 2011, no comenzaría su rodaje hasta finales de 2014. Y si bien el estreno estaba previsto para 2015 o 2016 a más tardar, la quiebra de su distribuidora, Alchemy, acabó produciendo un retraso de años en el lanzamiento de la película. Tiempo más que suficiente para que entre la cinefilia se generasen unas expectativas imposibles de saciar por parte de Franco, quien solo gracias a myCinema pudo por fin estrenarla el pasado 20 de septiembre en salas limitadas de EEUU.

Lamentablemente hemos de decir que, tras convencer a la mayor parte de la crítica en 2017 con The Disaster Artist –su particular recreación del rodaje de The Room, de Tommy Wiseau–, ahora el cineasta y actor de 41 años se ha pegado todo un batacazo. Y es que Zeroville no solo ha recaudado unos míseros 8,130 euros (8,900 dólares) en su estreno comercial estadounidense, sino que además ha sido sencillamente destrozada por la crítica coincidiendo con su paso por el Festival de San Sebastián –donde se proyectó fuera de concurso entre el 22 y el 25 de septiembre.

Así, mientras que The Guardian se pregunta si Zeroville es “la peor película de 2019”, Little White Lies la califica de “insoportablemente petulante” y Screen Daily la describe como “un desastre amorfo que agota al público mucho antes del final”. Y esto solo es la punta del iceberg para quien busque reacciones negativas a la película –tanto es así, que cualquiera diría que el karma generado por parodiar a Wiseau y su infame cinta ahora se ha cebado con el propio Franco.

Y es que, sin haber visto la película, nos cuesta imaginar otra explicación para este sonoro fracaso. Con Franco como el protagonista Ike Jerome al frente de un reparto estelar que incluye nombres como Megan Fox o Seth Rogen, y basándose además en una novela de culto generacional, Zeroville parecía destinada a tener como mínimo una acogida decente. Pero parece que la magia que recientemente obró Tarantino con Érase una vez en... Hollywood no es tan fácil de replicar…

Zeroville tuvo un estreno limitado en EEUU el pasado 20 de septiembre y no tiene fecha de lanzamiento prevista en nuestro país.

Para seguir leyendo:

Ahora es el Joker, pero Joaquin Phoenix pudo haber sido Batman

Dwayne Johnson y Vin Diesel hacen las paces por el bien de Fast and Furious

Crítica de Rambo: Last Blood: el veterano se hizo mayor y ha perdido la gracia