La divertida 'confusión' de los hijos de Mark Wahlberg con Kim Kardashian y Kanye West

Mark Wahlberg

La última anécdota familiar que ha vivido el actor Mark Wahlberg constituye un ejemplo muy representativo de cómo ciertas sorpresas pueden acabar resultando algo decepcionantes en función de las expectativas que se hayan marcado los futuros sorprendidos o, en su defecto, por los niveles de suspense exhibidos por el generoso benefactor.

A su paso por el programa de Ellen DeGeneres, el reputado intérprete ha querido abordar con la afamada presentadora la divertida confusión que protagonizaron recientemente sus retoños cuando este les adelantó que "alguien muy importante" se dirigía a su vivienda. Los niños asumieron inmediatamente, aunque se desconoce de dónde sacaron semejante idea, que la pareja formada por Kim Kardashian y Kanye West habían sido invitados a cenar con toda la familia.

"Les dije a los niños que alguien muy importante iba a venir a casa... Al rato aparece mi mujer y me dice: 'Tengo que hablar contigo ahora mismo'. Me saca fuera y me espeta: '¿Por qué vienen a cenar Kim Kardashian y Kanye West?'. Yo no entendía nada de lo que me estaba comentando", ha asegurado el artista durante su conversación.

En realidad, la buena noticia que les tenía reservada Mark era la adopción de un perrito llamado Champ que se uniría a la ya de por sí numerosa familia -compuesta por Ella, Grace, Michael y Brendan- de la que puede presumir el astro de Hollywood. Y por si no fuera suficiente con las primeras consecuencias del malentendido, Rhea Durham, esposa del actor, tampoco reaccionó con demasiado entusiasmo a la llegada del citado Champ.

"Rhea me dijo que Brendan y Grace le habían contado que, si de verdad era alguien importante, tenían literalmente que ser Kim y Kanye. Y le contesté que no, que les había traído un cachorro. Y encima ella va y se enfada porque no le había pedido opinión antes de elegir al perro", ha explicado resignado durante su entrevista.