La esposa de Woody Allen acusa a Mia Farrow de aprovecharse del #MeToo

La esposa del cineasta y actor Woody Allen, Soon-Yi Previn, ha acusado a su madre adoptiva y ex-pareja de Allen Mia Farrow de “aprovecharse del movimiento #MeToo

Soon-Yi Previn, hija adoptiva de Mia Farrow y actual esposa de Woody Allen, ha salido en defensa de su marido.

En una amplia entrevista con Vulture, Soon-Yi –que fue adoptada por Farrow en 1978 y se casó con Allen en 1997– también respondió a las acusaciones de agresión sexual vertidas sobre su marido.

El director de 82 años siempre ha negado las afirmaciones de que abusó sexualmente de su hija Dylan Farrow cuando esta era una niña –aserciones que Soon-Yi ha calificado de “injustas”.


Abordando el tema de su madre adoptiva –con la que ya no mantiene relación–, la mujer de 47 años dijo: “Nunca me ha interesado escribir una Queridísima mamá, ajustar cuentas con Mia… nada de eso”.


Pero lo que ha sucedido con Woody es tan preocupante, tan injusto. Mia se ha aprovechado del movimiento #MeToo y ha exhibido a su hija como víctima”.


En cuando a las antiguas acusaciones hechas por Mia y Dylan, que resurgieron al despuntar los movimientos #MeToo y #TimesUp en la industria del entretenimiento, Soon-Yi afirmó:
Toda una generación está oyendo hablar de ellas, cuando no deberían”.

Tanto Dylan como Ronan Farrow han salido en defensa de su madre, al igual que sus hermanos Matthew Previn, Sascha Previn, Fletcher Previn, Daisy Previn, Isaiah Farrow y Quincy Farrow, que emitieron un comunicado conjunto.

Dylan compartió el escrito, que denunciaba intentos de “denigrar” a su madre, y agradeció a sus hermanos y hermanas el apoyo recibido en Twitter.

En otro comunicado, el periodista Ronan –que ha desempeñado un papel crucial en la revelación de las conductas sexuales inapropiadas en Hollywood– sugirió que el artículo de la revista New York Magazine había “atacado” a su madre.

Calificando a Mia de “devota” e insistiendo en que él y su familia crecieron en un “hogar amoroso”, Ronan escribió: “Esto nunca ha impedido a Woody Allen y sus aliados sembrar historias para atacar y denigrar a mi madre, y así desviar la atención de la creíble acusación de abuso por parte de mi hermana”.


Como hermano e hijo, estoy enfadado porque New York Magazine participe en este trabajo sucio, escrito por un viejo admirador y amigo de Woody Allen”.

Como periodista, me sorprende la falta de atención a los hechos, la negativa a incluir los testimonios de testigos oculares que contradirían las falsedades del escrito, y que no se hayan publicado las respuestas de mi hermana. Los supervivientes del abuso merecen algo mejor”.

Por su parte, Woody Allen siempre ha negado toda acusación de comportamiento inadecuado –e incluso ha sugerido que “debería ser la imagen viva del movimiento #MeToo”.


Soy un gran partidario del movimiento #MeToo. Creo que cuando se encuentren personas que acosan a mujeres y hombres inocentes, es bueno que sean expuestos al público”, afirmó el cineasta.


Para seguir leyendo:
Forzado por el #MeToo: Woody Allen se tomará el primer descanso de su carrera en 45 años

Sean Penn dice que el espíritu del #MeToo es “dividir a los hombres y las mujeres”

Imágenes: Twitter / CC