La exigencia de Samuel L. Jackson: no permite a ningún director hacer más de tres tomas por escena

Dicen que a la tercera va la vencida, y en el caso de Samuel L. Jackson es la norma a que deben aceptar los directores que quieran trabajar con él. El aclamado actor no tiene problema en repetir tomas, pero tiene un límite: tres por escena.

De izquierda a derecha: la directora Anna Boden, Brie Larson, Samuel L. Jackson y el director Ryan Fleck en el set de Capitana Marvel (Autor: Chuck Zlotnick/©Marvel Studios 2019)

La estrella de 70 años se encuentra en la cima de su carrera siendo uno de los protagonistas de los dos blockbusteres consagrados de 2019, Glass y Capitana Marvel. Con apenas una nominación al Oscar a sus espaldas, pero con una filmografía plagada de éxitos y personajes icónicos, Samuel disfruta de un estatus de estrella permitiéndose ciertas demandas y exigencias.

Como norma personal, nunca llega tarde. En las últimas dos premieres londinenses de sus películas, fue el primero en llegar incluso antes de lo previsto y el último en irse tras atender a todos los medios. Pero una de sus exigencias a la hora de comenzar un rodaje es que no hace más de tres tomas por cada escena. Un gran problema si trabajara con David Fincher que alcanzó el promedio de 50 tomas por escena en La red social.

Así lo reveló durante una entrevista con Esquire, admitiendo que solo permite tres tomas de sus escenas a los directores con los que trabaja. Asegura que tomó la decisión en parte tras haber rodado Tiempo de matar con Joel Schumacher. Contó que en una escena, su personaje, Carl Lee, explica que cometió un asesinato por la necesidad de proteger a su hija, pero que el director la editó tanto que sacó de contexto el arco e hizo parecer que su personaje era un asesino “que mataba gente blanca y engañaba para salirse con la suya”.

Samuel L. Jackson y Matthew McConaughey en Tiempo de matar (©Warner Bros)

Tras ver la escena, afirma que se dio cuenta que “ellos están en control de esta m*erda. Es el medio de un director; pueden hacer lo que quieran para cambiarlo como quieran”.

Lo que me llevó a que ahora, cuando estoy en un set y el motherf*cker me dice ‘¿podemos probar esto?’ A veces digo que no. No hago más que tres. No puedo ir a la sala de montaje, pero él (director) si. Y vas a poner eso que me pediste que haga, porque es lo que te gusta. Y si no lo hago no tengo que preocuparme con que arruine mi actuación”, dijo.

Sin embargo, la regla de las tres tomas no es la única exigencia de Samuel L. Jackson. El actor es uno de los golfistas más conocidos de Hollywood hasta el punto de que exige que en su contrato le permitan jugar dos veces a la semana. Así lo reveló a CNN en 2013, añadiendo que la producción suele trasladarlo a un campo de golf o lo inscriben en un club cercano al set.

En la misma entrevista, habló de su relación con Quentin Tarantino tras aparecer en seis de sus nueve películas, revelando que su papel de esclavo mayordomo en Django Desencadenado es el favorito de toda su filmografía.


Pero también aprovechó para defender al director por su criticado uso excesivo de la palabra “nigger” en sus películas. Un insulto racial en EEUU para referirse a una persona de color. Sin ir más lejos, aparece 110 veces en el guion de Django. “No puedes simplemente decirle a un escritor que no puede hablar, escribir las palabras, poner las palabras en boca de las personas de sus etnias, la forma en que usan sus palabras. No puedes hacer eso, porque entonces se convierte en una mentira; no es honesto. Simplemente no es honesto “.

Mientras Capitana Marvel sigue arrasando en cines, Samuel volverá a la cartelera en mayo repitiendo en la piel de Nick Fury en Vengadores: Endgame, y una vez más en julio en Spider-Man: lejos de casa. Pero también repetirá en otro de sus personajes clásicos, Shaft, en la nueva película que verá la luz en junio.

Para seguir leyendo:
Crítica de Capitana Marvel: las mujeres tienen nuevo ‘role model’
Samuel L. Jackson y James McAvoy nos hablan de ‘Glass’, la secuela que llega 19 años después de ‘El Protegido’
Crítica: ‘Glass’ es la conclusión de una trilogía que no hacía falta
Mar-Vell era un hombre en el guion de Capitana Marvel
¿De qué te suena la niña de Capitana Marvel?
Brie Larson sorprende a los espectadores de un cine durante la proyección de Capitana Marvel