La familia Ramos-Rubio se vuelca con el pequeño Álex en su cumpleaños

Pilar Rubio y Sergio Ramos

Si hace algo más de una semana la familia al completo celebraba por todo lo alto el 42 cumpleaños de la única fémina -por ahora- de la casa, ahora el futbolista Sergio Ramos, la presentadora Pilar Rubio y sus dos hijos mayores, Sergio y Marco, se han volcado con el benjamín de la casa, el pequeño Álex, para que disfrute al máximo de su día más especial: el que conmemora los dos años que han pasado ya desde su nacimiento.

Como puede apreciarse en el vídeo que ha compartido la antaño reportera en sus redes sociales, los cinco se han sentado alrededor de la mesa, presidida por una tentadora tarta, para que el chiquitín de la casa -en este caso un rey ataviado con su propia corona- cumpliera con la imprescindible tradición de soplar las velas y atraer así la buena suerte.

"Muchas felicidades, mi bebé Álex. Ya son 2 añitos. Nos llenas cada día con tu energía y esa cara que dan ganas de comérsela. Que seas muy feliz y la vida te sonría. Nosotros estaremos siempre a tu lado, de la mano", reza la conmovedora felicitación que le ha dirigido su orgullosa madre en la descripción de su publicación.

"Hijo, no recordarás nada de este cumpleaños, pero dentro de unos años te lo contaremos nosotros. Te contaremos que el día que cumples dos años vivimos días muy difíciles. Tú ahora no te das cuenta de nada. Solo juegas, lo alborotas todo y sonríes, y nosotros sonreímos contigo, porque nos llenas el alma de alegría y de amor", ha escrito, por su parte, el capitán del Real Madrid, para hacer referencia a la situación de aislamiento forzoso derivada de la pandemia del coronavirus.

Este será, asimismo, el último cumpleaños que vivirá Alejandro en su condición de benjamín del clan Ramos-Rubio, ya que a la madrileña le quedan escasas semanas por delante antes de dar a luz al que será su cuarto retoño, del que por el momento se desconoce si, como el resto de sus hermanos, también será un "espartano" o, por el contrario, una niña que reequilibre ligeramente la balanza de sexos en su hogar.